El sentimiento republicano va creciendo en España , según ‘The Economist’

0

El semanario británico ‘The Economist’ considera que la familia real de los Borbones que reina en España está todavía bajo escrutinio tras haber sido expulsada tres veces en el pasado.

El artículo relata las informaciones que se han ido conociendo como la decisión del Rey Felipe VI de retirarle el salario a su padre ante las revelaciones de que figuraba como beneficiario de dos fundaciones relacionadas con don Juan Carlos y ubicadas en paraísos fiscales, y la transferencia a la “ex amante” Corinna Larsen de 65 millones en 2012.

La revista destaca que el Rey emérito Juan Carlos fue durante un largo tiempo respetado por “salvaguardar” el proceso de transición en España de la dictadura a la democracia y que jugó un “papel crucial” en “aplastar” el golpe de Estado de 1981. Mientras, Felipe VI creció viendo a su padre “coleccionar amantes como si fueran regalos de estado”, según recoge de un artículo de El Mundo.

El semanario británico considera que don Juan Carlos “cayó en desgracia” en 2012, cuando se rompió la cadera durante una caza de elefantes junto a Corinna Larsen, revelando así su relación, mientras que su hijo Felipe “ha estado a la altura” de su promesa de “una monarquía renovada para una nueva era”.

El actual Rey encara las acusaciones hacia su padre, pese a que “puede ser juzgado solo por el Tribunal Supremo” y las limitaciones por su condición “pueden salvarlo”, mientras el ala izquierda del Gobierno de coalición “ha empujado públicamente a Felipe a castigar más a su padre, quizá desalojándolo del Palacio de la Zarzuela”.

En este punto, el artículo afirma que los Borbones fueron expulsados tres veces entre 1808 y 1975 y todavía siguen bajo escrutinio, al tiempo que el sentimiento republicano va creciendo.

Recoge las palabras de Charles Powell, del Real Instituto Elcano, quien asevera que la monarquía “no está perdida”, pero que don Juan Carlos es “tóxico” y a Felipe VI le costará “restaurar el respeto y la confianza” que don Juan Carlos había ganado. “Hay muy poca simpatía por la institución ahora”, según Charles Powell.
(prensaldia.es)