Qué deberías tener en cuenta a la hora de elegir gimnasio

0
como elegir gimnasio

Debido la situación actual, el sector deportivo está sufriendo una grave crisis por el miedo a posibles contagios. Y no es para menos. Sin embargo, si se tiene especial cuidado y se toman todas las medidas higiénicas recomendadas, te aseguramos que no tienes nada que temer. Por otro lado, no deberías descuidar tu cuerpo ni tu salud en ningún momento.

Las ventajas de apuntarse a un gimnasio son infinitas: te obligas a hacer deporte y cuidarte, puedes disponer de muchas actividades diferentes que en otros sitios no podrías practicar, puedes conocer gente nueva, te ayuda a eliminar el estrés… En definitiva, acudir a un gimnasio mantiene tu mente y tu cuerpo sanos.

10 factores que tendrías que considerar antes de apuntarte a un gimnasio

Si hasta ahora no habías probado los beneficios que te aporta y estás buscando un gimnasio en Málaga adecuado a tus necesidades, nos gustaría darte algunas recomendaciones antes de elegir tu gimnasio definitivo.

1. Mejor cuanto más cerca de casa

Este factor es uno de los más importantes porque todos lo hemos vivido alguna vez: nos apuntamos al gimnasio pero al final nos da pereza y cada vez acudimos menos.

Si tienes el gimnasio cerca de casa, es más difícil que te dé pereza e irás más a menudo.

Ahora bien, si no hay ningún gimnasio cerca de casa, no debería ser un inconveniente para no acudir. Tendrás que buscar uno al que sea fácil llegar y que cuente con otras ventajas que explicaremos a continuación.

2. El aparcamiento no puede faltar

Si vas a ir en transporte propio, asegúrate de que el gimnasio cuente con aparcamiento, ya que de lo contrario, podrías verte en la obligación en más de una ocasión no tener que volver por no poder aparcar.

3. Revisa que las instalaciones estén en buen estado

A nadie le gusta acudir a un gimnasio donde no se está cómodo. Por eso es muy importante que las instalaciones estén limpias y cuidadas y que no sean demasiado antiguas.

2. Piensa en las actividades que te gustaría realizar

No es lo mismo querer ir a un gimnasio a hacer bicicleta estática que aeróbic o natación. Antes de apuntarte a un gimnasio, consulta qué actividades puedes realizar en él, y si
cuenta con las actividades que te gustan y lo demás te convence, habrás encontrado tu gimnasio.

4. Busca un gimnasio que se adapte a tu horario

Por lo general, la mayoría de los gimnasios cuentan con un horario muy amplio para que todo el mundo tenga facilidad para acudir. Sin embargo, algunos gimnasios más pequeños no cierran tan tarde como a muchos les gustaría.

Asegúrate de que el horario de apertura y cierre del gimnasio se adapta a tus necesidades antes de apuntarte.

6. La música ambiente te puede animar a hacer ejercicio

Aunque es cierto que puedes llevar tu propia música, no está de más que el gimnasio cuente con música ambiente para animarte a ponerte en forma. Eso sí, antes de apuntarte, solicita un día de prueba para ver qué volumen suele tener la música y si es el estilo que te gusta.

7. Investiga si el gimnasio dispone de instructores

Cuando llevas mucho tiempo acudiendo al gimnasio, puedes saltarte este paso, pero si eres novato, te gustará que alguien te guíe y explique qué ejercicios son los mejores según lo que quieras conseguir.

8. No olvides consultar qué valoraciones tiene el gimnasio en internet

No siempre debes fiarte de todas las valoraciones que encuentres en internet, ya que muchas de ellas pueden ser falsas. Sin embargo, no está de más consultar las valoraciones para hacerte una idea general de cómo es ese gimnasio al que pensabas apuntarte.

9. Valora si vas a necesitar otros servicios

Lo más importante de cualquier gimnasio es poder hacer los ejercicios que más te interesen, pero también podría venirte bien que el gimnasio cuente con spa o servicio de masajes para relajarte de vez en cuando.

10. Elige un gimnasio que se adapte a tu presupuesto

Por último, pero no por ello menos importante, es la calidad-precio del gimnasio. Tendrás que valorar si el precio del gimnasio merece la pena teniendo en cuenta todos los servicios que ofrece y si se adapta a lo que en principio pensabas gastarte.

Ahora que ya conoces los puntos principales que hay que tener en cuenta, solo te queda valorar qué es más importante para ti y apuntarte al que más te convenza.