Marea Verde se concentra ante la falta de garantías de seguridad en la apertura de centros educativos

0

LA MAREA VERDE DE MÁLAGA, ante la situación sanitaria y un inicio del nuevo curso escolar incierto e inseguro CONVOCA UNA CONCENTRACIÓN en los JARDINES DE PICASSO DE MÁLAGA (AVENIDA DE LA AURORA, 15 frente al edificio de usos múltiples) el próximo viernes 24 DE JULIO A LAS 11:00 H

COMUNICADO DE LA ASAMBLEA DE MAREA VERDE

  • La pandemia ha puesto en evidencia las deficiencias del sistema educativo y ha acrecentado las desigualdades y desequilibrios.
  • La reapertura total de los centros educativos en septiembre está llena de incertidumbre y de falta de garantías de seguridad.

El Ministerio de Educación y las Consejerías andaluzas de Educación y Sanidad han apostado por la opción más barata , que es también la menos segura.

Los anunciados aumentos de plantilla docentes y del servicio de limpieza son una broma de mal gusto. La intención de repartir los escasos recursos destinados a la seguridad sanitaria con los centros privados concertados -empresas cuyos ingresos no se han visto afectados por la pandemia- es un robo a los centros públicos. Mientras tanto, en lugar de bajar las ratios, continúan cerrando unidades en la pública a favor de la concertada, aumentando los problemas de masificación, y desmantelando la Educación Infantil y Primaria.

Pero además la “solución” propuesta por las administraciones central y autonómicas es
también la opción más cómoda para las autoridades educativas porque descarga toda
la responsabilidad en los equipos directivos y el profesorado. ¿Quién va apuntarse a
las “comisiones Covid”? ¿Quién se va a prestar a ser “coordinador/a Covid” y enlace
con los centros de salud? ¿Somos conscientes de que, ante un hipotético y más que
probable “rebrote” en cualquier centro educativo, puede incurrir en responsabilidades
incluso penales en caso de denuncias? El personal docente no tiene entre sus
funciones asumir responsabilidades sanitarias. Es imprescindible la presencia en
los centros de personal sanitario.

La Asamblea de Marea Verde entiende que el curso 2020-21 no puede empezar como si aquí no hubiera pasado nada. Por eso la comunidad educativa andaluza ha empezado a salir a la calle y a organizarse. Se habla ya de una convocatoria de huelga en
septiembre que podría ser estatal en cualquier momento en otoño. Málaga no se puede
quedar atrás.

Por ello Marea Verde convoca a todas y todos, familias, alumnado, personal laboral de
limpieza y administración, docentes, personal técnico de apoyo, especialistas, equipos
directivos, colectivos y movimientos, AMPAs, sindicatos, y a la sociedad en general.
Es el momento de EXIGIR tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía
todos los recursos necesarios para que nuestro alumnado y profesorado puedan aprender
y enseñar de manera presencial en las condiciones más óptimas y seguras.
La realidad de la educación pública es que es completamente imposible garantizar un
mínimo de seguridad sanitaria sin realizar una aportación de recursos y fondos que
ninguna administración está dispuesta a hacer.

Una educación presencial con bajada de ratio, más personal docente, muchos más
recursos para nuestro alumnado con necesidades educativas especiales (grandes
[email protected] en el confinamiento y la educación no presencial) y recursos económicos y
de infraestructuras se hacen imprescindibles para una ESCUELA PÚBLICA DE CALIDAD
DE [email protected] Y PARA [email protected] en tiempos de Covid19. (*)

Este es el Plan de Emergencia Educativa que necesitamos para la escuela pública:

1. VUELTA A LAS AULAS CON GARANTÍA SANITARIAS, BAJADA DE RATIO Y CONTRATACIÓN DE PERSONAL.
Para que todos y todas podamos volver a las aulas con seguridad exigimos que las administraciones educativas sigan las recomendaciones de los organismos sanitarios, que marcan que la distancia de seguridad debe ser de 1,5 metros entre personas.

En las aulas hacinadas que tenemos actualmente en Andalucía esto es imposible, por ello es necesario bajar la ratio, que haya menos alumnado por clase, a fin de que se pueda mantener esa distancia de seguridad y atender las necesidades educativas del alumnado de forma individualizada.
Esto conlleva a su vez la habilitación de otros espacios públicos para uso escolar si no fuera posible en los centros educativos (centros cívicos, casas de la cultura, bibliotecas municipales, asociaciones vecinales, centros de ocio…) y la contratación de personal docente. Además de poner a disposición de los centros medidas higiénicas como geles hidroalcohólicos y mascarillas. Es imprescindible la presencia en los centros de personal sanitario

2.    GARANTIZAR LA EDUCACIÓN 100% PRESENCIAL.
La educación presencial no tiene sustitutivo, es la única forma de garantizar el derecho a la Educación, recogido en la Constitución Española. La educación telemática es un complemento metodológico dentro de la educación presencial, no una oferta alternativa ni paralela, y menos aún para los estudiantes de familias con menos recursos o en etapas como Infantil, Primaria y alumnado con NEAE.

3. REFORZAR LA FIGURA DEL TUTOR/A Y AUMENTAR Y BLINDAR LOS RECURSOS DIRIGIDOS AL ALUMNADO NEE/NEAE
La figura del tutor/a de primaria se torna imprescindible para paliar emocional, social y académicamente las consecuencias de la Covid-19 durante el curso pasado, siendo esta figura además un pilar indispensable en la detección y atención de alumnado NEAE.
Por otra parte, se exige la gestión pública del personal no docente de apoyo (intérpretes de lengua de signos, integradores sociales, mediadores comunicativos) para asegurar SIEMPRE los servicios y condiciones laborales dignas para estos profesionales, asignándoles a un solo centro y dotándoles de los tiempos necesarios para la atención al alumnado,
preparación y descansos.
Además, se hace patente la necesidad de contratar a más personal PT, AL y de Orientación, que cubran todas las carencias existentes y exacerbadas en el curso 2019-20.

4. AUMENTO DE LA INVERSIÓN EDUCATIVA
Todo el desarrollo de este Plan de Emergencia Educativa pasa por un aumento en la inversión en Educación Pública, completamente abandonada y recortada.
Por eso exigimos que la inversión en educación pública sea del 7% del PIB y que esta vaya destinada íntegramente a los centros educativos de titularidad y gestión 100% pública:

construcción urgente de nuevos centros educativos públicos
reformas y adaptaciones en edificios e infraestructuras
bioclimatización
comedores de calidad adaptando espacios y mejorando el Plan de Refuerzo
de la Alimentación Infantil,
recuperar líneas públicas cerradas,
ampliación y recuperación de la plantilla docente,
recuperar los servicios privatizados.

Y una larga lista de déficits que viene de la dejadez completa de las administraciones en materia educativa, que en los últimos años han destruido la educación pública para seguir favoreciendo a la escuela concertada y privada y han convertido la educación de calidad en un privilegio.