Greenpeace hace ‘desaparecer’ las Cíes para pedir a los gallegos que voten pensando en el planeta

La playa de Rodas une actualmente dos de las Islas Cíes, la de Monteagudo y Faro, pero la posible subida del nivel del mar provocaría su separación.

0

Activistas de Greenpeace acudieron este sábado a la playa de Rodas, de las Islas Cíes, para mostrar una fotografía en la que el mar hace ‘desaparecer’ ese entorno si no se frena la emergencia climática, con la que los ecologistas pretenden hacer reflexionar a la ciudadanía gallega para que este domingo vote pensando en el planeta.

Durante la acción, un voluntario de Greenpeace sujetó una fotografía modificada en la que se puede ver la subida del nivel del mar que se alcanzará en el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia si no se siguen las recomendaciones de la comunidad científica para enfrentar el cambio climático.

La playa de Rodas une actualmente dos de las Islas Cíes, la de Monteagudo y Faro, pero la posible subida del nivel del mar provocaría su separación. Detrás de la imagen simulada, la realidad actual de una playa paradisíaca que aún puede salvarse. Y en el cartel, un mensaje clave: ‘Emergencia climática: Tu voto decide’.

Greenpeace quiso de esa forma llamar la atención de los millones de gallegos llamados este domingo a las urnas para recordarles que las decisiones políticas son en gran medida las que pueden cambiar patrones o tomar caminos adecuados para dar soluciones a los problemas medioambientales y para pedirles que voten teniendo esto en cuenta.

El aumento del nivel del mar para 2100 podría ser de casi un metro si el calentamiento global supera los 3°C respecto a la era preindustrial, que es lo que ocurrirá con los insuficientes compromisos adquiridos actualmente por los países, según un informe sobre océanos del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

“RESPONSABILIDAD MUY GRANDE”

Ante la imagen que muestra la transformación que sufrirían las Islas Cíes, Manoel Santos, coordinador de Greenpeace en Galicia, afirmó: “Es el futuro que nos espera si no tomamos en serio las advertencias de la ciencia y no actuamos de forma urgente y contundente ante el cambio climático. La próxima Xunta de Galicia tendrá una responsabilidad muy grande. Por eso, pedimos a la gente que piense en el medio ambiente a la hora de votar. Ante la crisis ecológica en la que estamos inmersos el silencio no es una opción”.

Greenpeace demanda que la próxima legislatura se establezca la hoja de ruta para lograr una reducción de al menos el 55% de las emisiones de CO2 para 2030 respecto a 1990 y el cero neto para 2040, y se apruebe una Ley Gallega de Cambio Climático ambiciosa en términos de reducción de emisiones y transición justa.

(prensaldia.com)