Bob esponja sustituye a los trabajadores de la Alhambra

0

CGT denuncia que el Patronato de la Alhambra utiliza un semáforo para controlar el acceso al monumento y el cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene, en lugar de sustituir las vacaciones de sus empleados.

Bob Esponja es el sobrenombre con el que han bautizado los trabajadores y visitantes de la Alhambra al nuevo sistema de acceso a la Torre de la Vela. Es un semáforo y en la práctica viene a sustituir el trabajo que antes hacía el personal del Patronato, según ha denunciado CGT.

Esto está creando un creciente malestar dentro de la plantilla del monumento, como explica el sindicato, no por que se pueda dotar al personal de herramientas más o menos tecnológicas que puedan ayudar a sus tareas, sino porque se sustituya al personal que se va de vacaciones por este tipo de artilugios, en lugar de hacer los correspondientes llamamientos de la bolsa de trabajo del Patronato.

CGT ha informado que aún no se ha realizado el llamamiento de dicha bolsa de sustituciones, mientras que el personal de la Alhambra lleva disfrutando de sus correspondientes vacaciones desde mediados del mes de junio, sin ser sustituidos.A esto se añade, según la organización sindical, los días de compensación horaria del año 2019 que se denegaron sistemáticamente por falta de personal. Y es que, según CGT, en el año 2018 ya se realizaron más de 5000 horas extraordinarias,por falta de personal, ya que las contrataciones fueron mínimas para suplir al personal que se encontraba de vacaciones.

CGT ha denunciado que además de las consecuencias económicas para el Patronato, de las consecuencias sociales de no ofrecer trabajo a personas que les correspondería por bolsa, estos incumplimientos de los servicios mínimos suponen un riesgo para los visitantes, al no poder controlarse el acceso de manera adecuada y más en una situación donde estos controles deberían ser más cuidadosos debido a la pandemia de la COVID-19.

En estos días, según la misma denuncia sindical, en los cuadrantes de trabajo solo hay entre 13 y14 peones especializados en control e información, cuando en servicios mínimos debería haber 23. Son estos trabajadores, los llamados P.E.C.I.S., los que deben garantizar el buen funcionamiento de la visita a la Alhambra. Otra falta de personal acuciante se da en la Alcazaba, donde sólo existe una persona para el control de la entrada y los tickets, con lo que el llamado BOB ESPONJA en la Torre de la Vela se pasa buena parte del día sin visitantes.

No solo en el departamento de control e información falta personal, CGT ha comunicado que en limpieza solo hay una limpiadora para todas las dependencias en el turno de tarde, así como en jardinería o albañilería. Para el sindicato, tanto la Dirección del Patronato como la Junta de Andalucía están incumpliendo con sus promesas y obligaciones, ya que anunciaron una contratación extra de 40 personas como plan de emergencia debido a la COVID-19, y por supuesto no cumplen con las 140 contrataciones que deberían haber empezado a trabajar en las sustituciones veraniegas, pudiéndose dar el caso si no se remedia, de que el 60 % de la plantilla quede sin cubrir en el periodo estival.

“No es de recibo que el monumento más visitado de España se quede sin personal en la época de vacaciones por la mala gestión del Patronato y la Junta de Andalucía”, ha valorado CGT.