El PSOE gana la unanimidad para el apoyo del comercio ambulante y de los feriantes en la ciudad de Málaga

La moción socialista asegura que autónomos y micropymes del sector puedan desarrollar su actividad en la Plaza de La Marina, en la Alameda Principal, en el Paseo del Parque y los paseos marítimos, además de pedir la colaboración de la Junta de Andalucía y del Gobierno central una línea económica específica, mientras que al consistorio se le pide la reducción del impuesto de vehículos y la exención de tasas de ocupación de vía pública

0

La concejala del PSOE Carmen Sánchez, responsable del área de Comercio por este grupo, se ha ganado la unanimidad de todos los partidos en una moción socialista pensada para el apoyo de los comerciantes ambulantes y los feriantes. “Han pagado el IBI, el impuesto de sus vehículos y los alquileres sin ningún tipo de ingresos. Algunos, siendo autónomos, han cobrado la prestación por cese de actividad del Gobierno central. Pero todas las ayudas se acaban”.

Por eso, Sánchez ha pedido a la Junta de Andalucía “una línea económica específica para microempresas y trabajadores autónomos del colectivo que han cerrado durante la crisis sanitaria, y al consistorio la reducción de tributos como el impuesto de vehículos y la exención de tasas de ocupación de vía pública, que siguen pagando”. Con la enmienda de la bancada de la derecha para incluir al Gobierno central como administración responsable, aceptada por los concejales de la oposición, la moción ha salido adelante. “Desde el Consistorio debemos poner en marcha todas aquellas medidas que puedan facilitar su incorporación a la actividad económica y aquellas ayudas que sean necesarias para paliar la suspensión de ferias en nuestra ciudad”, en una clara referencia a la Feria de Málaga y aquellas de los distritos que también han sido anuladas durante la época estival.

 El equipo de gobierno local en Málaga “debe ser sensible con estos autónomos que han visto con la anulación de las ferias y verbenas una parada en seco de su actividad”. Por eso, también pide “ocupar, durante fechas especiales, la vía pública en lugares frecuentados por el turismo en nuestra ciudad, que desarrollen su actividad en lugares tan emblemáticos como la Plaza de La Marina, Alameda Principal, Paseo del Parque, los paseos marítimos. Es el momento debemos garantizar que estos comerciantes y autónomos, que han tenido la persiana bajada durante el confinamiento, puedan desarrollar su actividad con plenas garantías de seguridad, respetando las recomendaciones sanitarias”.

Y al equipo de gobierno local “le pedimos la exención de tasas como la ocupación de vía pública si no pueden trabajar, además de la bonificación del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) de los camiones y furgonetas que usan para su trabajo”, ha añadido Sánchez. Sobre el papel que ha jugado en esta crisis sanitaria el Gobierno central, la socialista lo ha defendido de manera rotunda: “Es la primera vez en la historia de España que los autónomos han cobrado una prestación por cese de actividad, que vamos a tener un Ingreso Mínimo vital y que las empleadas de hogar van a poder cobrar una prestación. Eso, mientras los colectivos de reparto de alimentos de nuestra ciudad han atendido a 30.000 familias malagueñas hayan pasado hambre porque las ayudas municipales han llegado tarde”.

Previamente a la intervención de la edil María del Carmen Sánchez ha tomado la palabra Rafael Blánquez, portavoz asociación de feriantes de Málaga. Pide “ayuda para feriantes y venta ambulante” porque son sectores muy castigados. Con la eliminación de la Feria, “si parte del dinero que hubiera costado se destinara parcialmente para ayudar al sector nos vendría bien porque llevamos 8 meses con ingresos cero, los seguros de los vehículos no hemos podido abonarlos aún”. Para Blánquez, el gobierno local “debe ser sensible con los autónomos que hemos visto con la anulación de las ferias y verbenas una parada en seco de nuestra actividad”.

 La derecha tumba la reactivación económica

 Por su parte, la concejala socialista Alicia Murillo ha señalado que “mientras el Gobierno central movilización más de 200.000 millones de euros en un Fondo de Reconstrucción económica y social tras iniciar el Estado de Alarma, el Ayuntamiento de la ciudad no ha abandonado aún la pasividad con medidas únicamente paliativas y la derecha ha votado en contra de un Plan extraordinario de apoyo mantenimiento de microempresas y personas en régimen de trabajo autónomo”.

Así lo ha manifestado Murillo, delegada del área de Economía y Hacienda por el grupo socialista en Málaga, que ha lamentado la negativa del PP, de Ciudadanos y del concejal no adscrito a la puesta en marcha de un Plan de Apoyo y Mantenimiento a Microempresas y Trabajadores en Régimen Autónomo durante la comisión de este lunes. “Este Plan debería contar con presupuesto propio y con ayuda de la Junta de Andalucía y debe contribuir a ayudar a las empresas en el mantenimiento del empleo, y ayudarlas también a la adaptación de sus negocios a la nueva normalidad”, que apoye el mantenimiento del empleo y que permita a las empresas adaptarse a la nueva realidad, “ya que asumen los gastos generados por el teletrabajo, la venta online y reparto de productos”.

Lamentablemente, “tras tres meses desde la declaración del Estado de Alarma, el equipo de gobierno de Málaga no ha salido de sus medidas paliativas, no quiere la reactivación económica, como han hecho otros consistorios que nos llevan la delantera, caso de Mijas o de Sevilla, que han puesto en marcha planes de apoyo y mantenimiento a microempresas”, ha agregado la edil del PSOE antes de ver cómo los 8 votos en contra de los grupos de gobierno han frenado a los 7 de la bancada de izquierdas.

“Si a mí mi gimnasio no me ha cobrado la cuota de abril, mayo y junio, por el mismo motivo que este Ayuntamiento no debe cobrar esas tasas municipales, porque no se ha producido un hecho imposible de salvar, la falta de actividad laboral por la pandemia del coronavirus”. Murillo se ha lamentado de que “la medida de reactivación más importante que han tomado durante tres meses es mandar cartas al Gobierno central, ya se les ha olvidado la dirección del Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía, para no molestar a sus compañeros de partido”.

Medidas del Gobierno central

Desde el día en que se declaró el Estado de Alarma, el Gobierno de España comenzó a anunciar medidas por valor de 200.000 millones de euros. Entre ellas, “destaca la de un Fondo de Reconstrucción no reembolsable de 16.000 millones de euros para las Comunidades Autónomas; la autorización de 3.200 millones de euros para cubrir gastos sanitarios regionales, y una línea de avales ICO para empresas, además de la moratoria de hipotecas y financiación para alquiler de vivienda habitual”, ha manifestado la concejala socialista Alicia Murillo.

Además, se han prohibido los desahucios durante 6 meses, se ha creado una moratoria de las cotizaciones sociales para trabajadores autónomos y protección del empleo a través de los ERTEs por causa de fuerza mayor, como es el caso de la EMT y SMASSA. También, “se ha creado un subsidio extraordinario temporal para empleadas de hogar y se ha garantizado el suministro de agua, energía eléctrica y gas natural a consumidores vulnerables. Esto, contando además la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital”, ha añadido la socialista.

Así, “la Junta de Andalucía ni está ni se le espera para ayudar, sólo para cambiar el escudo de nuestra autonomía”. Alicia Murillo afirma que lo único que ha llegado a las arcas del Ayuntamiento son 1,9 millones de euros del Fondo Extraordinario del Gobierno. Saben ustedes que el Gobierno envió a Andalucía casi 52 millones de euros, pero la Junta solo ha repartido 29 millones de euros. ¿Dónde está el resto del dinero?”, ha preguntado la concejala socialista. “¿Quién ha metido la mano en la caja? ¿Dónde se han quedado 23M millones de euros que faltan por invertir en nuestra sociedad?”.

Murillo ha preguntado además durante la comisión de Economía “cuándo va a poner en marcha la Junta la Ayuda del Alquiler del Gobierno central, que envió 17,1 millones de euros a los que la Junta debería sumar 13 millones de euros”. De hecho, “la consejera de Vivienda, Marifrán Carazo, no tuvo ningún pudor en presentar el 23 de abril una ayuda al alquiler que no van a poner en marcha hasta junio. Sin duda, como les digo no tienen pudor en jugar con el dolor y las esperanzas de cientos de familias”, ha zanjado la socialista.