El PSOE pide retirar la concesión de los terrenos del Arraijanal al Málaga CF

El portavoz socialista, Daniel Pérez, urge a la Junta de Andalucía a iniciar los trámites presupuestarios y urbanísticos del Parque Marítimo Terrestre de Arraijanal, para que la ciudadanía recupere para su disfrute esta zona verde en los mejores terrenos del litoral de la ciudad

0

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel Pérez, ha pedido a la Junta de Andalucía “que inicie los trámites urbanísticos y de consignación presupuestaria necesarios para iniciar los trabajos de creación del parque metropolitano en los terrenos de Arraijanal”. Además, ha propuesto instar al Ayuntamiento de Málaga y a la Gerencia Municipal de Urbanismo “a que proceda a realizar los trámites necesarios para declarar la caducidad de la licencia de obras y retirada de la concesión demanial de los terrenos de Arraijanal otorgados a la fundación Málaga CF”.

Así lo ha manifestado el líder socialista durante una rueda de prensa en los citados terrenos, donde La Academia no es más que un esqueleto de hormigón, en compañía de la viceportavoz socialista, Begoña Medina, y de los concejales Mariano Ruiz y Salvador Trujillo.

El portavoz del PSOE ha incidido en la necesidad de “un compromiso económico de la Junta de Andalucía para hacer el parque, después de perder los fondos FEDER”, sobre todo después de que la consejera del ramo, Marifrán Carazo, pidiera que la ciudad dijese si era o no prioritario.

A preguntas de parlamentarios de la oposición, la Consejería de Ordenación del Territorio aseguró “que aún no había iniciado los trámites. Y es más, culpó al ayuntamiento, de su signo político, pidiéndole que pidiera la prioridad sobre el mismo. Vista la inactividad al respecto, esta comisión plenaria debe pedir el inicio de los trabajos para hacer realidad este parque marítimo terrestre que tanto necesita nuestra ciudad, con la especial protección de su flora y fauna”, ha agregado Pérez.

Además, la reciente situación concursal del club y la incógnita jurídica de su fundación que se creó paralelamente, sumado al reciente Expediente de Regulación de Empleo y situación económica acuciante hacen muy difícil ver la continuidad de las obras de construcción.  “No es una cuestión baladí la que vive el club. El administrador judicial pone en duda su viabilidad, así como los lamentables calendarios de pagos ofrecidos por el otrora presidente del Málaga CF, Al Thani, todo ello desembocando en un ERE que ha acabado con el despido de trabajadores de todas las categorías del club. Además, la fundación, a quien se cedió esos terrenos, ha perdido cualquier viabilidad y jurídicamente está en tierra de nadie para poder ejecutar estas obras”, ha defendido Daniel Pérez.

Pérez ha señalado que “los malagueños no podemos permitir que esos terrenos queden en el olvido y perdidos, por su valor ecológico y económico. La ciudad debe recuperarlos”.

Los terrenos de Arraijanal, en el distrito de Churriana, “son uno de los mejores entornos de la ciudad”, cercanos al mar, junto a un parque marítimo terrestre, con un importante valor natural y arqueológico, pero que fueron cedidos al club de fútbol del Málaga para realizar ‘La Academia’ mediante una concesión demanial por 75 años“. “Desde el principio, estas obras no han llegado a concretarse y se han producido una serie de incumplimientos inexcusables que hacen inoportuno mantener dicha concesión. Además, la inestabilidad actual del club, puede abocarnos a que el Ayuntamiento pierda el control de la cesión y se desvirtúe, conduciéndonos a una situación judicial perniciosa para esta administración”, opina Pérez.

Green Deal

“El pasado viernes, día 5 de junio, se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente, un momento único para recordarnos que debemos apostar por un nuevo Green Deal”, ha expresado Daniel Pérez. Así, “la crisis sanitaria provocada por el COVID19 refuerza más la idea de un urbanismo ecológico que busque una ciudad compacta, compleja, eficiente y con cohesión social. La recuperación de espacios abiertos y zonas verdes deben ser una prioridad en la reconstrucción que está por venir”.

En el momento en que este terreno fue otorgado, el Grupo Municipal Socialista ya opinó “que estos no eran los mejores suelos para ceder y construir una ciudad deportiva. Si bien cumplen y cumplían los requisitos para ubicar unas instalaciones deportivas, deberían haberse incorporado al parque marítimo terrestre de Arraijanal y conservarlo como el único espacio virgen de nuestro litoral”.

Los socialistas también han objetado sobre la viabilidad económica del proyecto. Según el concejal Mariano Ruiz, responsable en la formación del área de Urbanismo, “existen informes municipales, como el del jefe del departamento de Actuaciones Urbanísticas, que aseguran que desde el punto de vista exclusivamente económico, el carácter de monosopnio (monopolio de comprador único) de la demanda de uso de las instalaciones principales de la futura ciudad deportiva, así como la dependencia, que – para el equilibrio económico de las actividades-, se tiene de las donaciones, periódicas o concretas, procedentes de la Sociedad Anónima Deportiva; junto al largo periodo previsto para la concesión administrativa, hacen que la misma se pueda entender como de riesgo alto, al depender la viabilidad económica del proyecto de la Academia de Fútbol, de forma casi exclusiva, de la voluntad de su patrono único: la Sociedad Deportiva Málaga Club de Fútbol S.A.D”.

Ahora, “no hay excusas válidas para no iniciar los trámites de reversión de dicha concesión con carácter unilateral”. Pero es que, además, “y por desgracia, son muchos más los incumplimientos en virtud a los diferentes informes y documentación de índole municipal”, ha advertido Ruiz.

De hecho, “si tomamos como referencia la licencia de obra, la misma se catalogaba en 3 fases que hacían un total de 36 meses, estableciéndose un plazo de interrupción máximo de 6 meses. Dichas obras llevan paradas, al menos, 18 meses, y cerca de 27 desde que se puso la primera piedra.” A día de hoy apenas se observa una estructura de aquellos primeros días de trabajo, “incumpliéndose el rango de fases estipulado y haciendo, a todas luces imposible su finalización en plazo”. De esta forma, el Ayuntamiento, puede ejercer la cláusula décimo novena (Causas de Revocación de la concesión demanial) en su apartado primero del acuerdo de concesión, por incumplimiento de las obligaciones previstas en la cláusula V.

“Ni siquiera, y según la cláusula XIV, este Ayuntamiento ha tenido la decencia de constituir la comisión de seguimiento a la que estaba obligado demostrando la permisividad total con los concesionarios y la dejadez hacia este privilegiado entorno”, ha denunciado Mariano Ruiz. Movimientos asociativos y vecinales, como Ciriana, que se han demostrado siempre críticos con este proyecto, han solicitado ante el consistorio “la revocación de la licencia y, ante el silencio de esta corporación, han presentado demandas ante el contencioso. Es hora de que se ponga cordura en este Ayuntamiento y que se proceda a suprimir dicha concesión”.

Pérdida de fondos FEDER

Lamentablemente, los fondos con los que contaba este trabajo se perdieron. El retraso en las obras ha provocado que la actuación pierda los fondos europeos que estaban previstos para su financiación dentro del marco FEDER de 2014 a 2020. “Es sin lugar a dudas una mala noticia para Málaga, y lo es también debido a una pésima gestión municipal, ya que este Ayuntamiento siempre ha estado más pendiente de especular con estos terrenos que con devolverlos a la ciudadanía”, ha zanjado el portavoz socialista, Daniel Pérez.