Redistribuir riqueza o crear riqueza

0

“Se multiplica por cinco el cierre de sicavs en España en el primer trimestre. El pasado marzo salieron de España 26.300 millones”.

 Leído esta mañana. Y esto es ante un somero anuncio -y una previsión lógica- de nuevos impuestos. Siempre se dijo que el dinero es cobarde. Y me preguntaba yo esta mañana:
 
_ ¿Es que alguien creía que “los ricos” -sean quienes sean estos- esperarán sentados a que venga alguien a “redistribuir” su riqueza? 
Me parecería todo tan “inocente”  ¡si no me pareciera tan maligno! Y sigo diciéndome a mi mismo, aprovechando que ahora estoy un ratito conmigo:
 
_ ¡Eh, José…! ¿Y si, en vez de “redistribuir” riqueza ajena, mejor, creamos riqueza propia? No sé… Podríamos fabricar coches, máquinas, cultivar la tierra, explotar los mares, cuidar los bosques, traer visitantes, investigar, formar científicos…
 
_ Pero eso…¡ya lo hacemos!   -me contesté contrariado. Y rápidamente me espeté:
 
_ Pues habrá que hacerlo más y mejor. Otros lo hacen. No me parece una buena técnica económica esperar a que produzcan otros para “redistribuirlo”. La dependencia siempre es peligrosa y, además, molesta.
 
Es que mi papá siempre me dijo que lo ajeno no se toca. De hecho, una vez, me soltó un buen azote por haber “redistribuido” una bolsa de canicas de un kiosco. Eso, seguramente, dejó un trauma indeleble en mi personalidad.