Solidaridad en Churriana: reparto de alimentos y confección de material sanitario

Todo el material de protección está siendo confeccionado por los vecinos y vecinas de diferentes barrios del distrito y siendo entregadas a residencias de mayores, a sanitarios del centro de salud y a la Policía Local y a los bomberos de Churriana.

0

Una ola de solidaridad, en la que se han involucrado numerosos vecinos, colectivos y empresas de Churriana, recorre el barrio malagueño desde que comenzó la crisis sanitaria
La Junta de Distrito coordina el reparto de alimentos para las familias más vulnerables

Desde que comenzara la crisis sanitaria del coronavirus vecinos particulares, establecimientos comerciales, empresas y colectivos del barrio de Churriana han realizado un gran número de acciones solidarias para ayudar a los que más lo necesitan.

Por parte de la Junta de Distrito se está llevando a cabo, en coordinación con el Área de Derechos Sociales, el reparto de alimentos, lotes de emergencia y de tarjetas de para la compra de alimentos del programa “Responde” de Cruz Roja a las familias en situación de necesidad de Churriana.

Por su parte, la movilización de la ciudadanía, colectivos y comercios de Churriana, desde las primeras semanas de la pandemia, se ha basado en la confección de prendas de protección sanitaria, en aportaciones económicas para la compra de material para su confección y en acciones de ayuda social y económica para las familias más vulnerables.

La asociación European Line ha impulsado una campaña para recaudar fondos con el fin de facilitar material informático al alumnado de un colegio del distrito que no disponen de estos medios para continuar con su formación a través de internet.

También una serie de establecimientos del barrio (talleres La Llave, panadería Killo, farmacia Javier Fernández, estanco La Curva, frutería Mari, Comercial Torremolinos Costa del Sol, carnicería Eduardo, Multiópticas Churriana, Prensa Trujillo, frutería Baena, farmacia Carmen Teresa, ferretería El Orbeón, papelería Laly y panadería Donaire); así como la comparsa churrianera “un Malagueño cualquiera”, la peña Juventud Churrianera y la asociación Elefantes y Unicornios; e incluso vecinos anónimos del barrio han realizado la donación de alimentos o aportaciones económicas para la compra del material para la
confección de batas, mascarillas y máscaras impresas en 3D.

Destacar también la aportación de tela de propileno que han realizado los bomberos del Aeropuerto de Málaga para este fin. Así mismo, otro grupo de vecinos y vecinas están encargándose de la confección de mascarillas colaborando con la organización de solidaridad surgida a raíz de la crisis del coronavirus, Aguja Solidaria, que coordina a los voluntarios que fabrican individualmente material sanitario y se encargan de su adecuada esterilización y distribución para ser entregadas a la Policía Local, Policía Nacional, Protección Civil, personas sin hogar, etc.

Cabe destacar la labor de una vecina que está confeccionando batas destinadas a la casa de acogida Colichet de Cáritas y al centro de acogida nocturna Calor y Café.
Por último, la asociación de vecinos de la Loma de San Julián también está llevando a cabo una serie de acciones solidarias entre las que destacan la donación de alimentos a los Ángeles Malagueños de la Noche; el seguimiento de las necesidades de carácter social de los vecinos vulnerables del barrio mientras dura el confinamiento; la donación de 3700 metros de elástico para la realización de mascarillas, batas y patucos destinados a sanitarios del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, Hospital Materno Infantil y del Hospital Quirón; y la confección de batas y mascarillas homologadas a iniciativa de la
diseñadora Susana Hidalgo.