Colectivos del Distrito Centro reparten alimentos y fabrican mascarillas, batas y viseras

0

Las cofradías y las asociaciones de vecinos han intensificado la atención personalizada a los miembros de sus colectivos dando una respuesta rápida y eficaz a las necesidades que puedan surgir El proyecto ´Hilandera´ tiene como objetivo la fabricación de
120.000 mascarillas

Asociaciones, empresas, ONG’s, comunidad educativa, cofradías y vecinos del Distrito Centro se movilizan para ayudar a familias y colectivos que se encuentran en situación de vulnerabilidad. La fabricación de mascarillas y viseras así como el reparto de alimentos son las prioridades de esta red solidaria que desde el inicio del estado de alarma, han intensificado su actividad.

Desde la Junta de Distrito se está dando cobertura y sobre todo apoyo logístico en aquellas iniciativas que lo requieran y lo soliciten. Desde la coordinación de las tareas con el personal de operativos del distritos, la cesión de los espacios hasta contribuir al reparto de alimentos y material sanitario.

Toda esta cooperación ciudadana que se pone de manifiesto en las más que numerosas iniciativas de la asociaciones de vecinos como la de Toquero (Sierra Blanquillas), desde donde un grupo de mujeres está confeccionando mascarillas para quien a título personal las necesite, así como para los comercios que las solicite, que entregan a cambio de alimentos que posteriormente reparten entre los más necesitados, o por la portación simbólica de 1 euros que destinan a vecinos de barrio sin recurso y así poder continuar
con la elaboración de más mascarillas.

Por su parte la asociación de vecinos Lagunillas continúa e incrementa estos días, la atención a cerca de un millar de familias sin recursos, con el reparto de alimentos; Igualmente la asociación de vecinos de Capuchinos y de la Fuente cuenta con un grupo de voluntarios, que mantiene el contacto directo con los vecinos de su entorno. Ya han derivado a casi un centenar de familias con dificultades económicas, a los recursos solidarios de otras organizaciones, con las que tienen relaciones y que se dedican a la atención directa de reparto de alimentos. También ofrecen ayuda a los mayores del barrio para hacerles la compra y el acompañamiento personal por teléfono. Complementan sus
servicios de atención con apoyo psicológico especializado, desde el voluntariado de la asociación o derivándolos a colectivos profesionales.
Por su parte, la comunidad educativa del colegio Ntra. Sra. de La Victoria,
Hermanos Maristas se ha sumado a un grupo de makers malagueños con impresoras 3D para fabricar viseras de protección contra el COVID-19. En total, las impresoras del colegio han fabricado 110 viseras para hospitales y centros de salud gracias al profesor de Tecnología, Pablo Bayo, que ha sido el encargado de poner en marcha esta iniciativa. Este material se ha repartido con la ayuda del Sindicato Médico de Málaga, Protección Civil y la central logística del Hospital Regional de Málaga. Además, en estos momentos están dedicados a la impresión de otros elementos complementarios.

Además, desde la Fundación Marcelino Champagnat, entidad que desarrolla una labor social en la ciudad con el proyecto Suman2+ en Carlinda, ha puesto en marcha un programa junto a la ONG Taller de Solidaridad y las Siervas de San José llamado ´Hilandera´ en el que varias mujeres desempleadas están participando con el objetivo de confeccionar 120.000 mascarillas sanitarias. Para ello cuenta con la ayuda de la Obra Social de La Caixa y la Diputación de Málaga.
Estas mascarillas irán destinadas al personal de los centros Guadalmedina, Virgen de la Esperanza y La Vega de Antequera, en especial al personal dedicado a la atención domiciliaria de personas dependientes. También se repartirán en hospitales y centros de salud de la provincia.