Verdes Málaga pide al Ayuntamiento que no cobre el recibo de agua, el billete de EMT ni el alquiler de viviendas sociales durante la alarma 

Para la formación, toda competencia municipal debería servir para aliviar la presión económica sobre las familias malagueñas Málaga. 

0
66

Verdes Málaga considera gravísima la situación económica en la que esta crisis sanitaria deja a las familias malagueñas y por eso entiende que la corporación municipal está moralmente obligada a llevar a cabo todo lo que esté en su mano para aliviar la situación.

Dentro de las prerrogativas municipales esto implica aprobar con carácter urgente una medida de emergencia consistente en suspender parte del recibo de suministro de agua, los billetes de la EMT y las rentas de alquiler de las viviendas sociales que gestiona nuestro Ayuntamiento.

Verdes Málaga quiere dejar claro que el transporte público está siendo utilizado por personas que desempeñan servicios esenciales o las que tienen que atender los cuidados de otras, por lo que ayudarlas es nuestra obligación más inmediata. Sin embargo, entienden que esta exención debería aplicarse indefinidamente a fin de lograr un cambio en nuestra movilidad que sustituya el uso de vehículos contaminantes, mejorando servicios, líneas y frecuencias. “Muchas de las patologías previas que hacen mortal el COVID-19 tienen que ver con enfermedades pulmonares o cardiovasculares provocadas o agravadas por la contaminación atmosférica urbana”, recuerdan desde Verdes Málaga. “La movilidad debe considerarse un servicio esencial derivado del derecho humano a la libre circulación. Debemos dejar de considerar la movilidad como negocio y por eso no cabe hablar de rentabilidad económica cuando nos va la vida en ello.”

Respecto al suministro de agua la formación verde cree que debe descontarse del pago del recibo la parte correspondiente al consumo de 100 litros por persona y día para un bien que la ONU ha reconocido como derecho humano. “Esto supondría una considerable ayuda para muchas familias, que si se ajustan a ese máximo, no tendrían que abonar nada”. Al mismo tiempo, los ecologistas están seguros de que la ciudadanía -que ya ha demostrado en esta crisis una enorme solidaridad y responsabilidad-, sabrá estar de nuevo a la altura haciendo un uso responsable de este recurso escaso en nuestra ciudad, al haberse visto muy afectado por el despilfarro para fines turísticos como campos de golf o miles de piscinas privadas.

Por último, exigen que el parque de viviendas sociales gestionadas por el Ayuntamiento queden exentas del pago de la renta del alquiler mientras dure el estado de alarma. “Hablamos de viviendas que, como se ha denunciado social y políticamente muchas veces, son muy escasas, lo que lo hace esta medida más asumible a la administración”, declaran desde Verdes Málaga. “Las personas beneficiarias de estas viviendas son población vulnerable y así queda claro que no se deja a nadie atrás.”

La formación malagueña pide a la corporación municipal, incluido el equipo de Gobierno, que actúe con unidad y determinación para llevar a cabo decididas políticas sociales que permitan atajar los retos que se nos plantearán como sociedad en los próximos meses y cuando la crisis sanitaria vaya remitiendo. “Nuestras instituciones no pueden ser ajenas a la solidaridad y empatía que retumba en nuestros balcones. Por eso animamos también al Gobierno del Estado a implementar una Renta Básica Universal como la única solución no solo por sentido común, sino desde cualquier cálculo económico”, afirman desde Verdes Málaga. “También invitamos al Ayuntamiento a desburocratizar y unificar los criterios de las diversas ayudas sociales para crear una renta municipal de emergencia.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí