El PSOE denuncia que el Ayuntamiento ha dejado a cero las ayudas al alquiler

Los socialistas advierten que el Instituto Municipal de la Vivienda sólo está pagando las ya concedidas, pero no se están otorgando nuevas, ni tampoco a aquellos que consiguieron la subvención pero no tenían vivienda en ese momento para alquilar

0

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel Pérez, ha criticado que el Ayuntamiento de Málaga “ha dejado a cero las ayudas al alquiler”. De hecho, continúa el socialista, “el Instituto Municipal de la Vivienda sólo está pagando las ya concedidas, pero no se están otorgando nuevas, ni tampoco a aquellos que consiguieron la subvención pero no tenían vivienda en ese momento para alquilar”.

El líder del PSOE en el Consistorio ha señalado las cuatro ediciones del Plan de Ayuda al Alquiler, promovidas por el Instituto Municipal de la Vivienda, como “ayudas que no ayudan a las familias, porque han sido insuficientes económicamente, mientras que el equipo de gobierno del PP vendió el mismo dinero en presupuestos distintos edición tras edición sin ser ejecutados plenamente”. Así lo ha manifestado Pérez durante una rueda de prensa a las puertas del IMV en compañía de los concejales socialistas Alicia Murillo y Salvador Trujillo.

Para el líder socialista, “estas ayudas no han tenido continuidad en el tiempo, sino que acaban al año cuando las familias continúan aún situación de crisis y algunas en un preocupante riesgo de exclusión social, no han tenido la oportunidad de remontar el vuelo o conseguir un empleo para normalizar su situación”.

Además, hay 447 familias a las que se le aprobó la ayuda “pero nunca pudieron ejecutarla porque no encontraron quien les alquilara una casa”, ha resaltado Daniel Pérez. El portavoz socialista ha puesto el ejemplo de Antonia que trabaja en el Mercado de Salamanca, pero duerme en la calle. “Lleva un año con la ayuda concedida pero no encuentra nada para alquilar, por lo que no ha podido ejecutar la ayuda”, se ha lamentado Daniel Pérez. Otro caso es el de María del Carmen Trujillo, que tiene un hijo con 5 años y vive de alquiler desde hace tres años y medio. Ha pagado el alquiler con el PAA1 y con el PAA3. En abril se le terminó la ayuda del PAA3 y “ha estado pagando el alquiler ella sola sin ayudas pero el arrendador quiere finalizar el contrato”, ha manifestado el portavoz socialista. El 8 de enero tuvo el juicio y ya han sentenciado el desahucio. “Ha estado trabajando en una frutería de Churriana, le acaban de intervenir quirúrgicamente en una mano y la han echado del trabajo. Actualmente está acampada a las puertas del Instituto Municipal de la Vivienda”.

Ayudas solo para el 27,5% de los solicitantes

Por su parte, la concejala socialista Alicia Murillo ha informado de que la primera edición del Plan de Ayuda al Alquiler, denominado PAA1, arrancó en septiembre de 2015 y duró hasta el 31 de diciembre de 2018. En esos poco más de tres años se repartieron 8,58 millones de euros entre 791 familias de las 2877 solicitudes. “Sólo pudo ayudar a un 27,5% de los solicitantes. Al finalizar esta edición del plan, había 343 familias que seguían en riesgo de exclusión social, de las cuales 184 familias podían solicitar el PAA3 y de esas 152 tramitaron la solicitud”.

Para la socialista, “esto es claramente insuficiente, demuestra que el interés del equipo de gobierno no pasa por dar una solución de vivienda a las familias que peor lo están pasando, sino ofrecer recursos limitados a un problema social que hay que atajar con el incremento de presupuesto y estudio de los casos de manera individual”, ha reclamado Murillo.

De hecho, “para las ayudas del alquiler de la última edición había presupuestado prácticamente la misma cantidad (1,6 millones de euros) que el pago que impone por sentencia el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo número 1 por la condena del Museo de las Gemas, que es 1,8 millones de euros”, ha señalado la edil del PSOE.

Murillo ha agregado que “el gran problema del alquiler en Málaga es que no hay un parque público suficiente de vivienda para el alquiler social y los precios del arrendamiento sin inalcanzables para las familias más humildes”. De hecho, el aumento de este parque público de viviendas del alquiler es una demanda reciente del PSOE, votada en contra por PP y Ciudadanos.

Noelia Lendínez tiene 3 hijos y vive con su pareja de hecho en una casa de un fondo buitre. “Tengo concedido el PAA2 y acabo de encontrar un piso para alquilar, pero cuando he ido a ejecutar la ayuda el Ayuntamiento me han dicho que no hay presupuesto”, ha denunciado. Ella ha podido negociar con el fondo su salida de la casa a cambio de que el fondo asuma los primeros meses de alquiler, pero si no se activa su ayuda municipal, el 13 de febrero volverá a estar en la misma situación. pero cuando ha ido a cerrar el trámite de la ayuda para el pago de la mensualidad “en el Ayuntamiento han dicho que no hay presupuesto”, luego se le ha negado la ayuda. “Necesito que se reactive la ayuda porque ya he encontrado casa, me concedieron la ayuda en febrero del año pasado y si no me la dan, me voy a quedar en la calle de nuevo”.

Noelia ha informado que ella está en paro, pero su pareja trabaja. “Podemos hacer frente a un alquiler social, pero no a un arrendamiento convencional porque los alquileres están por las nubes en Málaga”.

Otro caso es el de Verónica Gomis, que tiene concedido el PAA2 y “cuando ha ido a ejecutarlo le han dicho que no hay dinero. Actualmente está acampada a las puertas del IMV”. Hay más casos, continúa la socialista. “María del Mar Infante Manzanero tiene concedida la ayuda de 550 euros del (PAA2), pero no encuentra piso. Por tanto, “no ha podido ejecutar la ayuda. Está en la lista de espera del comité FRES. La desahuciaron del piso donde vivía en alquiler. Acaba de nacer su tercer hijo. Ella, su pareja y sus tres niños viven en el piso de sus padres junto a su hermana y sus hijos. Son 10 personas en un piso de 2 habitaciones”.

Para el PAA2 hubo 1.399 solicitudes, pero sólo se han beneficiado 146 familias. “Se ha repetido la misma historia. Se vende el mismo dinero en hasta cinco tandas distintas de presupuesto. Pero muchas familias se han quedado fuera de las ayudas al alquiler por la falta de presupuesto, además de la falta que hay en Málaga de vivienda para alquilar”, ha denunciado la concejala socialista Alicia Murillo

Inmaculada Garrido tiene concedida la ayuda de 550 euros (PAA2) pero no encuentra piso. Al igual que en el caso anterior, “tampoco ha podido ejecutar la ayuda. El 20 de noviembre la desahuciaron. Tiene un hijo de 19 años. Trabaja en Hospital Quirón al 35%, lo que le supone unos unos 330 euros al mes”, ha informado Alicia Murillo. A la madre de Rocío Luque la van a desahuciar en breve. Vive de alquiler, pero el casero no le quiere renovar y tampoco encuentra un piso que pueda arrendar.

Toñi vive en Alameda de Capuchinos gracias a la ayuda del Instituto Municipal de la Vivienda. Lleva desde el año 2015, se acogió al PAA1 y después a la prórroga (PAA3). “Contactó con el grupo socialista porque se le acababa la prórroga”. En el Observatorio de Derecho a la Vivienda de octubre de 2019, la concejala socialista Alicia Murillo preguntó por su caso personal. La respuesta fue que “no había nada previsto para la personas a las que se acababa la prórroga. En diciembre, en el Consejo Rector, se amplió el plazo de prórroga y el problema de Toñi en cuestión ha quedado resuelto durante unos meses”, ha manifestado la edil del PSOE.