Posible delito contra el patrimonio histórico por los mosaicos de Invader

Adelante Málaga pide al alcalde que deje de eludir responsabilidades en el posible delito contra el patrimonio histórico por los mosaicos de Invader

0

Adelante Málaga pide al alcalde que deje de eludir responsabilidades en el posible delito contra el patrimonio histórico por los mosaicos de Invader

Ante el giro de los acontecimientos en la causa judicial abierta por posibles delitos contra el patrimonio histórico derivados de la instalación en 2017 de 15 mosaicos por parte del artista francés Invader en distintas zonas de la ciudad protegidas como Bien de Interés Cultural (BIC), tras anunciar el grafitero que si no hay archivo de la causa va a pedir que sea citado a declarar el alcalde, Francisco de la Torre (PP), Adelante Málaga solicita al regidor que “diga toda la verdad y deje de eludir responsabilidades”.

El concejal portavoz de la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, Eduardo Zorrilla, señala que “la reciente petición de Invader al juzgado para que se archive la causa o, en el caso de que se decida continuar con ella, se llame a declarar al alcalde y a dos empresas vinculadas a su hombre de confianza al frente del CAC en la época en la que se instalaron los mosaicos en lugares protegidos, Fernando Francés, es un claro indicio más de que el alcalde y el equipo de gobierno eran conocedores y favorecieron o, al menos, no hicieron nada para impedir la realización de esta acción”.  

El portavoz de Adelante Málaga considera que con esta nueva actitud del artista todo puede cambiar y “aunque ante la polémica y la denuncia de la Fiscalía hasta el momento el alcalde siempre se había desvinculado por completo de las acciones, la nueva estrategia de Invader parece apuntar a que, antes de afrontar en solitario un posible fallo en su contra, amenaza con tirar de la manta”.

Por su parte, el concejal de Adelante, Nico Sguiglia, considera que “la situación esperpéntica que se viene viviendo en Málaga a raíz de los mosaicos de Invader en edificios protegidos se deriva de un modelo cultural del PP y Cs enfocado a convertir a Málaga en ciudad escaparate, con una apuesta nula en favor de la expresión artística local o la protección del patrimonio histórico, todo queda supeditado al arte franquicia y a la colocación a dedo de afines al gobierno en puestos directivos en la gestión cultural”.