‘Sabor a Málaga’ presenta la tapa ‘Torremolinos’ elaborada con mejillón cultivado en la localidad

0

El plato, iniciativa del Círculo de Empresarios de Torremolinos, ha sido diseñado por el chef Txema Fernández y armoniza los sabores del mar y la tierra

El responsable de ‘Sabor a Málaga’, Juan Carlos Maldonado, ha destacado la importancia de abrir la marca promocional a los productos del mar

El vicepresidente primero de la Diputación de Málaga, Juan Carlos Maldonado; acompañado por el presidente del Círculo de Empresarios de Torremolinos, Adolfo Trigueros; y el gerente de la empresa mejillonera Acuimar, Antonio Llorente, ha presentado la tapa Torremolinos, cuyo producto principal es el mejillón de corriente andaluz cultivado en aguas de  la localidad costasoleña.

Juan Carlos Maldonado ha expresado el apoyo de la Diputación Provincial a través de ‘Sabor a Málaga’ a esta iniciativa. “Queremos trabajar para que ‘Sabor a Málaga’ se abra definitivamente al mar y que todos los productos típicos del litoral malagueño, como las conchas finas, las coquinas y los mejillones, se introduzcan en la gastronomía.

“Uno de los objetivos de esta delegación es aumentar el número de adhesiones de empresas y productores vinculados al mar”, ha afirmado. ¡Hasta ahora, Sabor a Málaga, se ha centrado mucho en los productos de interior, de la huerta o ganadería, pero la industria agroalimentaria malagueña es mucho más. El mar es uno de los centros de producción de alimentos más importantes de nuestra provincia y deben tener cabida en Sabor a Málaga”, ha añadido Maldonado.

Por su parte, Trigueros ha destacado el intenso sabor a mar de la tapa propuesta que refleja la esencia de nuestra tierra con un producto de altísima calidad. “Con la puesta en marcha de esta iniciativa, desde el Círculo de Empresarios, queremos poner en valor los productos de nuestra tierra. En este caso con un producto de altísima calidad cultivado en nuestro mar”.

Antonio Llorente, ha explicado que la tapa ha sido diseñada por el chef, Txema Fernández, y está compuesta por mejillón de corriente andaluz, sardina malagueña marinada y aceituna aloreña. Todo ello bañado en aceite de oliva virgen extra Quinto de Toro, elaborado en la localidad malagueña de El Burgo.

Acuimar es una empresa malagueña dedicada a la cría de mejillón de corriente que posee un espacio de 500.000 metros cuadrados bajo un sistema denominado en suspensión. En él, el animal no toca el fondo y permanece sumergido, alimentándose de los nutrientes de las corrientes marinas. “Ello proporciona un buen sistema para su crecimiento y mucho más sabor”, explica Antonio Llorente.

Mediante cuerdas suspendidas se dispone un cabo horizontal o línea madre fijado al fondo con unos pesos y que se mantiene a flote. Del cabo horizontal cuelgan las cuerdas, en las cuales se encuentra fijado el mejillón. Todas las labores se realizan a bordo de un barco.

Sexta edición del Concurso de Espetos de la Costa del Sol ‘Ciudad de Torremolinos’

Durante el transcurso de la feria, el colectivo empresarial ha presentado la sexta edición del Concurso de Espetos de la Costa del Sol ‘Ciudad de Torremolinos’, un evento que reúne a los principales profesionales de este arte de cocina. Trigueros ha adelantado que en esta ocasión el escenario elegido para su celebración será la conocida playa de La Carihuela, uno de los enclaves gastronómicos referentes de la Costa del Sol.

Juan Carlos Maldonado ha mostrado su apoyo al Circulo de Empresarios de Torremolinos por esta incitativa que se suma a los actos promocionales de la campaña en la que desde la Diputación de Málaga se está trabajando para que el espeto malagueño sea declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco.” Es un plato que al estar incluido dentro de la dieta ya forma parte de esa declaración, pero trabajamos para que tenga una declaración propia como patrimonio por parte de la Unesco ya que es una seña de identidad de nuestra provincia”, ha afirmado.

La dinámica del concurso será similar a la de otros años. Así, los participantes cocinarán dos espetos, uno de sardinas y otro de una pieza de pescado a elegir. Los elementos que se tendrán en cuenta a la hora de puntuar serán principalmente la homogeneidad en la cocción, el punto de sal o la presentación del espeto de sardinas y de la pieza de pescado, entre otros aspectos.

En esta ocasión nuevamente se mantendrá una categoría de aficionados con el objetivo de seguir manteniendo viva esta tradicional forma de cocinar entre las nuevas generaciones.