Los padres de Julen llegan a un acuerdo para evitar llegar a juicio

Los padres de Julen, el niño que murió en un pozo en Totalán (Málaga), y el dueño del terreno llegan a un acuerdo que evita el juicio.

0

 

Los padres de Julen, el niño de dos años que murió en enero de 2019 después de caer en un pozo en un municipio de Málaga, han llegado a un principio de acuerdo con el dueño de la finca y por el momento la única persona que afronta responsabilidades penales por el fallecimiento del menor, David Serrano.

Serrano ha aceptado una condena y el pago de una indemnización que evitará el juicio que iba a comenzar este martes si la Fiscalía da su visto bueno, según ha confirmado el diario Sur.

El pequeño Julen, de dos años, fue rescatado sin vida 13 días después de que cayera accidentalmente en el hueco de una prospección ilegal que no había sido sellado. Como responsable, Serrano está acusado por la Fiscalía de homicidio por imprudencia grave.