El PSOE denuncia el cierre de la oficina liquidadora de Álora que afectará a más de 56.000 personas

"Con el PSOE en la Junta, Álora era una referencia comarcal que mantenía todos los servicios, una apuesta que ha desaparecido en el primer año de gobierno de PP y Cs y que también afecta a otras políticas sensibles como la educación y la sanidad públicas", ha dicho Ruiz Espejo

0

Desde el 1 de enero de este año, los ciudadanos de Álora, Cártama, Pizarra, Almogía, Casarabonela y Alozaina tienen que liquidar sus impuestos autonómicos en la oficina de Mijas o en la de Málaga capital

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha afirmado esta mañana en Álora que el cierre de la oficina liquidadora de los tributos autonómicos que se encontraba en el Registro de la Propiedad del municipio llevada a cabo por el gobierno de PP y Cs en la Junta, “afectará a más de 56.000 personas”, ha dicho.

De las 14 oficinas liquidadoras que existían, el gobierno de Moreno Bonilla declaró el cierre de 9 de ellas en la provincia como aparece reflejado en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma del 20 de diciembre del pasado año en su anexo IV. “Se quedan, por lo tanto, solo 5 oficinas y en el caso concreto de la oficina de Álora, que atendía a los municipios de Cártama, Pizarra, Almogía, Casarabonela y Alozaina, los afectados tendrán que desplazarse a la oficina de Mijas para poder realizar parte de los servicios que se realizaban aquí”, ha explicado.

Para Ruiz Espejo, “con el PSOE en la Junta, Álora era una referencia comarcal que mantenía todos los servicios, una apuesta que ha desaparecido en el primer año de gobierno de PP y Cs y que también afecta a otras políticas sensibles como la educación y la sanidad públicas”, ha criticado, al tiempo que ha destacado que “las zonas de interior son las más perjudicadas porque estos ciudadanos de las zonas rurales tendrán que desplazarse para tener el mismo asesoramiento que ya tenían en su municipio”.

Así, para la liquidación de impuestos como el de sucesiones, que aunque esté bonificado se debe seguir presentando la declaración correspondiente, el de actos jurídicos documentados, o las declaraciones de ventas de vehículos, “no se podrán hacer ya en Álora en la oficina que había hasta el 31 de diciembre porque el PP y Cs eliminan este servicio y lo trasladan a Mijas o a las oficinas centrales de Málaga capital”.

“Estamos ante un hachazo más del PP y Cs, del gobierno de la Junta, a los servicios de los municipios rurales y a sus ciudadanos, por eso vamos a pedir mediante mociones en los plenos de los ayuntamientos, de la Diputación y del Parlamento andaluz que se dé marcha atrás a esta modificación del convenio que existía con los registros de la propiedad para mantener los servicios que existían con el anterior gobierno del PSOE”, ha concluido.

Por su parte, el alcalde socialista de la localidad, Francisco Martínez, ha lamentado que el cierre de la oficina liquidadora de Álora “es un atropello total de la Junta de Andalucía, liderada por el PP, estas oficinas abarcan una población de entre 56.000 y 60.000 habitantes que ahora tendrán que desplazarse para realizar la documentación de los tributos autonómicos. Rechazamos estas políticas porque solo agravan, aún más, el despoblamiento de las zonas rurales”, ha dicho.