Caja Rural emprende desahucios por Navidad, sin negociar con las familias

Concentración en las puertas de Caja Rural de Albolote

0

En la mañana del 19 de Diciembre el Grupo Stop Desahucios Granada 15M se ha concentrado en las puertas de Caja Rural de Albolote.

Durante la protesta se ha denunciado públicamente la falta de soluciones, la negativa a abrir una mesa de negociación con Stop Desahucios Granada 15M y las familias y la denegación a paralizar los desalojos previstos, entre ellos el de Fernando y María José.

Se ha señalado además que Caja Rural es la única entidad que tiene su sede central en nuestra ciudad, y la que se niega de manera sistemática a establecer una mesa de negociación para poder solucionar los casos de las familias y que no sean nuevamente engañadas.

Así mientras Caja Rural afirma que su objetivo es contribuir a mejorar el bienestar de los ciudadanos, para ello ha introducido en su publicidad las “labores de su Fundación”, sin embargo es incapaz de crear una mesa de negociación. Es incapaz de preocuparse por dar soluciones a familias con problemas hipotecarios y con desahucios previstos. Es incapaz de sentarse a negociar con Stop Desahucios Granada 15M.

Y este hecho tiene que ser conocido por los más de 400 000 clientes que tiene esta entidad, de los que más de 100 000 son también socios y por lo tanto capaces de denunciar la actuación de la entidad a la que están vinculados.

La actuación de nuestros representantes políticos frente a esta situación ha estado marcada por su ambigüedad y su falta de decisión. El poder de Caja Rural, sus tentáculos para manipular al poder político, su implantación en numerosas ciudades y pueblos de nuestra provincia, han servido para que ayuntamientos y diputación, lejos de tomar partido, hayan optado por, a la hora de la verdad, ponerse de perfil. Más aún, la diputación de Granada ha concedido a la Caja Rural la medalla de oro de la provincia. La diputación no tiene empacho alguno en ofrecerle el mismo galardón que otorgó a Stop Desahucios Granada 15M el año pasado.

Es por ello que, frente a esta situación, el Grupo Stop Desahucios Granada 15M seguirá recurriendo a su capacidad de organización, a su capacidad de lucha y a su capacidad de practicar la solidaridad.

La lucha no cesará hasta conseguir que la Caja Rural acceda a crear una mesa de negociación. “Queremos que las administraciones municipales y la diputación tomen partido a favor de aquellos que hemos sufrido los abusos de esta entidad en forma de cláusulas abusivas, de desahucios y de humillaciones en el día a día con la falta de información y transparencia de esta entidad”.

Por todo ello ha estado hoy aquí concentrado en las puertas de Caja Rural de Albolote, el Grupo Stop Desahucios Granada 15, para hacer visible esta situación. Para pedir a su presidente Gregorio Antonio León Serrano que se den las órdenes necesarias para que esto cambie. Que se den las órdenes necesarias para que se cree la mesa de negociación y que se permita que los numerosos casos atascados que hoy tiene esta entidad empiecen a solucionarse.

Porque la Caja Rural es responsable de enormes sufrimientos para numerosas familias; familias a las que no se ha asesorado jamás sobre los riesgos que corrían, sobre lo que estaban firmando. Familias a las que se ha abandonado a su suerte, vulnerando las obligaciones que Caja Rural de Granada tenía como entidad adherida al código de buenas prácticas para la reestructuración viable  de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual.

Porque esta situación es intolerable, porque no podemos permitir más sufrimiento de las familias. La lucha sigue.