Un estudio alerta sobre la caída en la producción mundial de diésel

0

La producción de diésel se encuentra estancada desde 2015 y comienza a decrecer lentamente, mientras que la producción mundial del resto de fuelóleos viene cayendo dramáticamente desde 2008.

El científico Antonio Turiel, del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, y el ingeniero Rafael Fernández Díez han mostrado, en un estudio basado en los datos del Joint Oil Data Initiative y publicado en el blog del primer autor (The Oil Crash), que la producción de diésel a nivel mundial alcanzó su máximo en 2017 y que se encuentra estancada desde 2015, aunque con una tendencia a caer lentamente.

Producción mundial de diésel en millones de barriles al día (mb/d). Extraído de The Oil Crash.

Los mismos investigadores alertan que la producción del resto de fuelóleos está cayendo de forma muy rápida desde 2008.

Producción mundial del resto de fuelóleos en millones de barriles al día (mb/d). Extraído de The Oil Crash.

Estos hechos coinciden en el tiempo con las limitaciones que se están imponiendo a los vehículos de motor diésel y que desembocó en una subida del precio de este combustible. Esta medida que se planteó con el objetivo de la descarbonización del transporte y la reducción de la contaminación por gases irritantes (NOX) y partículas (de potencial cancerígeno), generó bastante malestar entre las organizaciones afectadas que defendían que el motor diésel emite menos CO2 que el de gasolina. Pese a las críticas vertidas contra esta medida, es una medida que carece de ideología porque, aunque fue aplicada durante el gobierno del PSOE, se inició con el gobierno del PP.

Por otro lado, en el próximo año 2020 entrará en vigor la nueva Normativa Marítima Internacional que obligará a todos los buques a usar combustible bajo en azufre, por lo que dejarán de usar el fuelóleo de peor calidad para empezar a utilizar otro combustible parecido al gasóleo, de modo que se prevé un aumento de precio del diésel debido a la mayor competencia por el uso de este tipo de combustible.

El precio y la disponibilidad del diésel no sólo es un problema importante para la automoción privada sino para sectores clave como el agrícola o el transporte, ya que es el combustible empleado por camiones, tractores, maquinaria pesada, barcos, etc. La caída en la producción de diésel ya fue anticipada por el propio Antonio Turiel en 2012 y está relacionada con la disminución en la producción del petróleo convencional, que viene cayendo desde 2005, mientras que los petróleos no convencionales no permiten la destilación del diésel.

 

Más información: El pico del diésel: Edición de 2019