Perro en casa: elementos necesarios para su entrenamiento

0

Tener un perro en casa puede llevar una gran cantidad de alegría, sobre todo si existen niños con los que pueda jugar y divertirse. Sin embargo, no se debe dejar de lado la educación desde muy cachorro, para poder tener un perro equilibrado, asertivo y adiestrado, justo como se desea.

En general, el entrenamiento canino es recomendable que se lleve a cabo por un profesional. No obstante, en los últimos tiempos se ha vuelto muy común que los mismos dueños se tomen el tiempo de hacerlo por su cuenta. Por tal motivo, lo mejor es que dispongan de distintos elementos que serán necesarios en el momento de enseñarles algunas cosas a los perros, facilitando su comprensión y aceptación.

Arneses

Al tener un perro será necesario contar con arneses para poder sacarlo a pasear, controlarlo y entrenarlo. Este utensilio facilita que el perro se mantenga donde se desea, pudiendo enseñarle por dónde caminar, a no pelear contra la sujeción y mantenerse tranquilo.

En este punto, si se busca un arnés para perros en Zona K9 se puede encontrar una gran variedad de materiales como nylon, piel, neopreno y otros, que facilitarán la sujeción del animal y su comodidad. Además, lo mejor es conseguir al menos dos de ellos, puesto que se debe mantener uno únicamente para el entrenamiento.

Correas

Al hablar de correas se pueden conseguir infinidad de modelos y materiales, por lo que es mejor saber exactamente lo que se necesita antes de tomarse el tiempo de buscar por Internet. Igualmente, será necesario tener en cuenta la fuerza que pueda tener el animal y el tamaño del mismo, para adquirir lo justo y no equivocarse.

Es por ello que las correas para perros mantienen diversos materiales de fabricación, contando con longitudes diferentes y una gran variedad de alternativas para sujetarlas, según se desee, dándole comodidad al dueño también. En cuanto a los precios, se conservan de forma conveniente para que no se pague más de lo que merece el producto.

Mordedores

Éstos pueden ser elementos tanto de entrenamiento como para premiar comportamientos, según se mire. Con él, se le puede enseñar al perro, a que deje de luchar con su amo, siendo obediente con las órdenes del mismo, aportándole mucha disciplina al canino. De igual forma, se pueden utilizar como un mecanismo de juego, mediante el cual, el perro disfrutará y podrá drenar mucha de su energía.

Es recomendable que al adquirir mordedores de Zona K9 se tenga cuidado de elegir el más adecuado para la fuerza del perro y con las asas deseadas (bien sean, una o dos). Asimismo, son fabricados con materiales resistentes, tales como tela francesa, cuero y yute, para asegurar que se podrán divertir sin correr el riesgo de romper el mordedor con facilidad.

Apports

Dependiendo del tipo de entrenamiento que se le quiera dar al perro, se deben utilizar más o menos elementos especializados para ello. Los apports resultan de gran ayuda para enseñarle al canino a traer o cargar con cosas, lo que naturalmente se les enseña a perros de rescate, o bien, aquellos que sean ayudantes de discapacitados.

No obstante, un apport puede ser un elemento útil para favorecer que el animal también aprenda a través del juego, mejorando mucho la técnica y manteniéndolo mucho más concentrado durante más tiempo. En el mercado se pueden encontrar de distintas variedades teniendo un peso de entre 150 g y 2 kg, siendo necesario elegir dependiendo de las capacidades de cada tipo de perro.

Entrenar adecuadamente a un perro no solo es cuestión de convivencia, sino que también puede facilitar que el animal sea mucho más feliz, se mantenga más equilibrado y pueda tener un ambiente equilibrado como se merece. Por esta razón, se aconseja que cualquier dueño responsable se tome el tiempo de entrenar a su mascota para que llegue a obedecer de forma disciplinada, contando con elementos que potencien dicho entrenamiento en cada oportunidad.