No más palomas desesperadas: ‘Arte contra la violencia de género’

0

La Asociación Cultural El Calvario organizó ayer viernes por segundo año consecutivo el evento “Palomas desesperadas”, un encuentro cultural en contra de la violencia de género.

El encuentro tuvo lugar a las 19.00 en la Casa de la Cultura de Torremolinos y la entrada fue gratuita. Además, durante el mediodía estuvo abierta la exposición “Arte contra la violencia de género”, enmarcada en el programa “Palomas desesperadas II”.

El nombre “Palomas desesperadas” proviene de un poema de Rafael Alberti que dice así: “Paloma desesperada,/¿dónde estás?/ Te oigo cantar en el alba,/pero no sé dónde estás,/ ni en qué árbol, ni en qué rama”. La Asociación vio cierto paralelismo entre esa paloma y todas aquellas mujeres que sufren hoy día violencia de género por parte de sus parejas.

A las 19.00 de la tarde los focos se encendieron y dieron paso a un repertorio lleno de grandes artistas de la localidad malagueña. Estuvieron sobre el escenario Las Swing Girls, que bailaron y cantaron animando el comienzo de la velada. Tras ellas, Julio Ramos cantó el poema “Paloma desesperada” de Rafael Alberti y dio paso a la compañía Arlequín`s teatro con la obra “A love story”.

La representación, que duró aproximadamente una hora, escenificó el día a día de una joven pareja que deciden vivir juntos. Al principio todo eran risas y juegos, pero las amenazadas no tardan en llegar. La chica, envuelta en una capa de violencia física y mental no sabe cómo actuar y cada vez que dice algo, él la reprende. Llega un momento en el que todo se viene abajo en esa relación y acaba con un final que no deja a nadie indiferente.

Tras aquella representación teatral, subieron al escenario más artistas como Isabel Jiménez acompañada de sus alumnos de su ballet “Redes-flamenco”, Yohana Anaya Ruiz que recitó algunos poemas de su libro “Lo que ha quedado de mí”, Reme Lagos que leyó un breve relato sobre la violencia de género, Rosario Conde que leyó su poesía, Nely Sforza que cantó junto a Julio Ramos, y un largo etcétera que completó un espléndido cartel cultural. Un total de 14 actuaciones que denunciaron, a través del arte, que la violencia de género tiene los días contados.