Deuda de los bancos

Por favor, respetémonos a nosotros mismos y exijamos la devolución de la deuda de los Bancos. Es lo correcto. 

0

Por: Rafael García Estévez

En el epicentro de la pasada crisis económica iniciada en 2008, ING solicitó un préstamo multimillonario al gobierno holandés, el cual concedió, acordando entre ambos su devolución en varios plazos. El prestatario los satisfizo completamente con absoluta normalidad. Al fin y al cabo, un Banco está acostumbrado a prestar dinero y a cobrar en sus plazos correspondientes. En este caso ocurría lo mismo, solo cambiaba el orden: el Banco en vez de ser prestamista era prestatario.

Yo me pregunto: ¿Por qué en España no ocurre lo mismo? ¿Por qué el dinero que se prestó a los Bancos no se exige por el Estado y lo reintegran?

Cuando en pasadas fechas hemos visto en los medios de comunicación desahucios de ciudadanos españoles que se quedaban sin nada, en la más absoluta pobreza, porque si la vivienda embargada no es suficiente para pagar la deuda el resto sigue vitaliciamente como deuda personal, lo que supone que ya no es que no tengan patrimonio sino que su saldo es negativo, estando endeudado a causa del sistema establecido por unas normas a todas luces injustas, ya que, por ejemplo, en Estados Unidos las hipotecas se contratan con Bancos específicamente dedicados a ello y la garantía es exclusiva de la propiedad hipotecada y nunca puede ir más allá…

¿Los españoles somos tontos? ¿No tenemos discernimiento? ¿Hemos perdido la luz para distinguir entre el bien y el mal? ¿Somos inferiores a los holandeses y estadounidenses? ¿Nuestros gobernantes son imbéciles? ¿Nos tratan como estúpidos sin ninguna consideración?

Por favor, respetémonos a nosotros mismos y exijamos la devolución de la deuda de los Bancos. Es lo correcto. 

Ciertamente, considero que la Banca es necesaria. Enormes sumas de dinero hacen falta para llevar a cabo grandes empresas que solo las entidades financieras pueden aportar en concepto de préstamo. Los ciudadanos, si no fuera por los Bancos, no podrían reunir el dinero para comprar una vivienda, por ejemplo, necesitan que los Bancos se lo presten y ellos se lo devuelven poco a poco, en muchos plazos.

Bancos sí, pero con vergüenza.

Gobernantes sí, pero con vergüenza.

Es tiempo de poner las cosas en su sitio, máxime ahora que Pablo Iglesias se va a sentar en el Consejo de Ministros. Es el único que yo he escuchado reclamar la deuda de los Bancos. ¡Que no se te olvide! ¡Hazlo! Y dejemos de hacer recortes públicos, cuando dinero hay, lo que ocurre es que está en manos de los prestarios, los Bancos, que no lo han devuelto…