Abonado al empate fuera de casa, abonado a estar arriba en la clasificación

Lo que más claro deja este partido y el inicio de temporada de los malagueños, es que el CW Málaga es el equipo a batir, que marca el tempo de los partidos y que sabe tomar decisiones en los momentos más difíciles.

0
  • Un punto a domicilio en la piscina del Claret Askartza (12-12), otro de los gallitos de la categoría
  • Ganar tres periodos y acabar empatando es complicado, pero este resultado corrobora el buen momento de los de Wil Sánchez
  •  La cabeza de la clasificación se aprieta, bajando los malagueños hasta la quinta posición y colándose en la lucha por todo colosos catalanes como el Horta, el Rubí o el Sant Feliú

QUINTA JORNADA EN PRIMERA NACIONAL

El Club Deportivo Waterpolo Málaga logra un nuevo empate fuera de casa, resultado al que parece estar abonado esta temporada lejos de Inacua Málaga. 12-12 ante el Claret Askartza, uno de los gallitos de la categoría y que mejor evolución ha mostrado en los últimos años en esta disciplina. Un duelo marcado por un dominio constante de los de Wil Sánchez que, ganando tres periodos, sólo han podido cosechar un punto.

Lo que más claro deja este partido y el inicio de temporada de los malagueños, es que el CW Málaga es el equipo a batir, que marca el tempo de los partidos y que sabe tomar decisiones en los momentos más difíciles. En Bilbao tomaron la iniciativa desde el principio, con Nadir en plan goleador, y José Cotos, de penalti, y Petre Dumitru marcando la diferencia. Misma dinámica en el segundo cuarto para acabar al descanso con dos goles de diferencia a favor de los visitantes.

El descanso marcó la diferencia de esta temporada con las anteriores, en el equipo malagueño, fijando el dominio y sintiéndose superiores. Entonces llegó el bache, un periodo sin anotar, el tercero, con un Claret muy claro en ataque (3-0 en apenas 3 minutos) y todo lo trabajado en el aire para el último cuarto. Aún así, demostrando los malagueños que otra cosa de las aprendidas fue el levantarse de las situaciones adversas, para triunfar en el último cuarto; también 3-4, y lograr un punto importante para estar entre los mejores.

Los de Wil Sánchez acaban quintos la jornada, metiéndose en el grupo de cabeza colosos como el Rubí, el Sant Feliú o el Horta.