Las trabajadoras de la dependencia de Málaga en lucha por un convenio que garantice mejoras económicas y sociales

0

Un centenar de trabajadoras del sector de la dependencia en la provincia de Málaga han participado hoy en la concentración convocada por CCOO  ante la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) para denunciar la falta de acuerdo, después de casi un año de negociaciones con la patronal, en relación con el convenio estatal de servicios de atención a las personas dependientes de 2019.

El sindicato exige con este acto de protesta la mejora de las condiciones laborales y salariales de este colectivo, que en la provincia supone más de 8.000 personas, quienes trabajan en residencias de mayores públicas y privadas, en centros de día y en ayuda a domicilio.

El sindicato ha informado que durante estas semanas ha estado celebrando numerosas asambleas en todo el país donde se ha constatado la necesidad de dar visibilidad a un problema que sufren las personas que trabajan en el sector de la dependencia, quienes tienen unas condiciones laborales muy precarias y unos salarios muy pobres. 

En la provincia de Málaga este sector supera las 8.000 personas, donde más del 90% son mujeres y trabajan en residencias de mayores públicas y privadas, en centros de día y en ayuda a domicilio en viviendas particulares.

Por ello, hoy se han realizado actos de protesta en Andalucía y durante los próximos días se harán en otras provincias españolas, y el 14 de diciembre hay convocada una concentración estatal en Madrid.

CCOO exige a la patronal de este sector el cumplimiento de un acuerdo interconfederal entre la parte sindical y empresarial donde se garantice un salario mínimo de convenio de 14.000 euros anuales. Además, solicita al Gobierno central que cumpla con sus obligaciones y vaya incrementando su aportación hasta equilibrar la financiación de este servicio con las comunidades autónomas, como máximo en un período de cuatro años. 

Esta organización sindical pretende con esta campaña de movilizaciones concienciar a la clase política, a las patronales que operan en el sector, a la ciudadanía y a las profesionales que trabajan en el sector que estamos ante un momento crítico. Por ello explica que es necesaria una mayor inversión y financiación, así como la firma de un convenio digno, donde la mejora salarial sea intocable, sino los efectos que pueda producir seguir como hasta ahora podrán ser irremediables en un futuro cercano.