¿Cómo superar una ruptura de pareja?

Superar una ruptura de pareja conlleva un duelo de haber perdido a una persona que ha sido importante en mi vida durante un tiempo.

0
Psicólogos malaga PsicoAbreu
Psicólogos Malaga PsicoAbreu

Este proceso puede generar emociones negativas como malestar, tristeza, y ansiedad. Aquí te contamos 9 pautas sencillas que te pueden servir para facilitar el proceso de duelo y superar de manera más sana una ruptura de pareja:

  • Contacto cero. El contacto cero implica no tener contacto directo o indirecto con la expareja. Esto ayudará a elaborar este proceso de duelo e ir cerrándolo poco a poco. Es un paso complicado, sobre todo cuando ha sido una relación larga, pero es cierto que no podemos cerrar el duelo hasta que deja de haber contacto entre las dos personas. Sería conveniente no llamarle, no mandarle mensajes, y eliminarle de redes sociales, sobre todo, cuando se acaba de producir la ruptura. También debemos decirle a la otra persona que por respeto a nosotros y a nuestro propio proceso Debemos intentar no preguntar a personas de nuestro entorno por esa persona y pedir que no nos cuenten información sobre ella o él. Cuanto menos sepamos de la otra persona mejor. 
  • Expresión emocional y desahogo limitado. Es conveniente que nosotros mismos limitemos el tiempo de hablar de la ruptura y de la expareja. Esto facilitará la distracción con otros temas y hará que no le demos vueltas a lo que ha pasado todo el rato. Permítete desconectar de ese tema muchas veces al día.
  • Exprésale a los demás lo que necesitas en cada momento y apóyate en las personas que tengas confianza, como en tus familiares y amigos más cercanos.
  • No dejes de hacer planes por más que te encuentres mal, aunque sientas que no eres capaz de disfrutar de los planes como lo hacías antes, oblígate a salir y a relacionarte con los demás. Haz actividades placenteras que antes te hacían disfrutar, poco a poco podrás volver a disfrutarlas de nuevo. Dedícate tiempo a ti mismo y a actividades de autocuidado (cuida tu alimentación, haz deporte o alguna actividad física…). Este es un momento en el que tienes que fortalecer tu autoestima. Empieza algún proyecto, apúntate a una actividad nueva u organiza algo que te haga ilusión, esto te ayudará a ir generando emociones positivas de manera rápida y te mantendrá ocupado/a en algo que te guste. 
  • Apunta 5 pequeños momentos en los que hayas disfrutado en el día. Haciendo este ejercicio de forma diaria te permitirá ver que también hay momentos positivos en tu día a día, y que la otra persona no era la que te hacía feliz, sino que hay otras actividades y personas que te hacen generar emociones positivas. 
  • No quedes con sus amigos y familiares. Esto solo hará que te sientas mal por todo eso que “también” has perdido: rutina, amistades, familia, día a día, planes, futuro juntos…
  • No vayas a ver a la otra persona de forma impulsiva. Respeta las decisiones que ha tomado o habéis tomado y empieza a aceptar la situación aunque duela. 
  • Intentar no coincidir en los mismos sitios. Sería conveniente evitar lugares donde os podáis encontrar, ya que esto facilitará el proceso de duelo y hará que la emoción no vuelva a alimentarse. 
  • Escribe una lista de todas las cosas negativas de esa persona y de los momentos negativos que has vivido con ella en la relación. La memoria trabaja de forma selectiva cuando se trata de emociones, resaltando muchas veces los recuerdos positivos a los que van unidas estas emociones.Puede que en la parte final de la relación, las situaciones negativas y el malestar estuvieran más presentes que las positivas, pero aún así, nuestro cerebro prefiere quedarse únicamente con las emociones positivas y todo lo vinculado a ellas. Por lo que la memoria sesga todos los recuerdos que tenemos con esa persona, y sólo tiene en cuenta las experiencias positivas pasadas, pero eso no es la realidad, es sólo una parte de ella. Por ello, creamos una imagen sesgada de la otra persona y de la relación, en la que sólo tenemos en cuenta los aspectos positivos de la misma.