Los cursos bonificados, entre los beneficios más comunes de los trabajadores en las empresas

0

Una de las asignaturas pendientes en buena parte de las empresas españolas es incrementar la productividad de los empleados. Son muchas las voces de alarma respecto al estancamiento de la productividad en nuestro país, algo que impide que los salarios suban a buen ritmo, pero no son muchas las medidas que se llevan a cabo.formación, empleo, seguridad social, digilalización, empresas

Sin embargo, cada vez son más las empresas que apuestan por usar todo tipo de beneficios y compensaciones para lograr una mayor satisfacción de los empleados que conlleve una ganancia en productividad y competitividad empresarial. Los cursos bonificados son el ejemplo más claro y más importante, pero también existen otros muy interesantes.

Los cursos bonificados: invertir en la formación de los empleados

Los cursos o formación bonificada que las empresas pueden llevar a cabo se llevan a cabo gracias a un crédito adjudicado a las empresas para que inviertan en la formación de los trabajadores. Estos cursos bonificados para trabajadores, tal y como se afirma en EboGestión, se abonan en parte gracias al pago de impuestos en el concepto de formación que los trabajadores cotizan a la Seguridad Social en sus nóminas.

Esta cantidad pagada en impuestos se puede recuperar, pero solo si se usa ese dinero para hacer cursos que mejoren las habilidades y conocimientos de los empleados. Es una de las formas más comunes de compensar a los empleados por su esfuerzo, ya que con el paso de los años es necesario una actualización de los conocimientos, especialmente en puestos de trabajo donde la digitalización esté entrando de lleno.

Estos programas de desarrollo profesional para trabajadores son ya el 4º motivo para elegir un puesto de trabajo, en contra de la creencia popular de que el aspirante a un puesto de trabajo solo elige donde trabajar en función del sueldo. Y es que estas oportunidades formativas se ven como una oportunidad de progresar a nivel laboral dentro de la propia empresa y como un acto de deferencia de la empresa hacia su plantilla.

Otros beneficios y compensaciones para los trabajadores muy interesantes

Las empresas están implantando todo tipo de medidas para beneficiar y compensar el esfuerzo diario de sus trabajadores. Son muchas las medidas al respecto, como se puede comprobar al hacer clic aquí, pero sin duda existen algunas que destacan por su especial relevancia al beneficiar directamente a los empleados. Entre estos beneficios podemos destacar los siguientes:

Planificación de la jubilación

Con un sistema de pensiones en situación de quiebra debido a la baja natalidad y al envejecimiento de la población, cada vez son más las empresas que implementan programas de ayuda para ayudar a sus trabajadores a planificar su jubilación de manera que dispongan de ingresos suficientes para retirarse con tranquilidad. Un servicio que los empleados valoran muy positivamente y que sin duda marca la diferencia entre las empresas que apuestan por el valor a largo plazo y las que no.

Igualdad y claridad salarial

Son muchas las empresas que están publicando de manera interna las tablas salariales que abonan a los empleados de diferentes categorías. De esta forma se muestra con claridad que la empresa cumple con la igualdad salarial de hombres y mujeres. Del mismo modo también se fomenta una política de salarios atractiva que evita un daño a la reputación de la empresa entre sus propios empleados.

Mejor relación desempeño-recompensa

Si bien en buena parte de las empresas existen complementos salariales por productividad o por objetivos, lo cierto es que esto a veces se manifiesta insuficiente para compensar a los trabajadores. Por ello existe una clara tendencia en el sector en la creación de sistemas de recompensa por desempeño mucho más modernos y flexibles. El objetivo es que los empleados reciban la recompensa adecuada por su esfuerzo buscando una agilidad en la proceso y evitando demasiados elementos burocráticos.

Además de todos los anteriores, también están cobrando especial relevancia las políticas de conciliación familiar flexibles en las compañías. Permitir a los empleados que son padres una mayor flexibilidad horaria, el teletrabajo e incluso la creación de guarderías en las propias empresas para los hijos de los empleados son algunas de las medidas más comunes al respecto.

Como se puede apreciar, las empresas se encuentran inmersas en un proceso de transformación en cuanto a los beneficios y compensaciones que ofrecen a sus trabajadores. Una mayor apuesta por los cursos bonificados, pero también de las anteriores medidas, parece que marcará la tendencia en los próximos años.