Madrugada

0

Esta madrugada, el cielo se muestra de color azul, con
ligeros tonos naranja, así permanecerá a la espera de
que llegue el alba con placidez y sin rencor…

La playa del lugar, -de forma lamentable- sigue acumulando
cemento de lujo, cerca del lugar donde rompen las olas, intentando
reciclar el color original, y el verde esperanza, con la
finalidad de ofrecernos alguna que otra sonrisa oculta en
los rincones, donde los políticos suelen jugar a ser
equilibristas mentirosos.

Acepto, que he convertido las angustias en una especie
de canto clandestino…Entiendo y comprendo, que la
vida se nos va, en pronunciar discursos, pero lo cierto
es que de poco ha servido.