Reflexiones en el Día Internacional de las Personas Mayores

Mientras haya una sola persona mayor en la calle o en el umbral de la pobreza, levantemos nuestra voz y unámonos contra este maltrato político que sufrimos.

0

Hoy es un día especial para reflexionar sobre las peculiaridades y necesidades de las Personas Mayores, un sector de población que representa mas de un 20% sobre el total de la sociedad española en general e igual porcentaje en cada uno de nuestros pueblos y ciudades, superado con mucha diferencia en los pueblos e la llamada España vacía.

Son muchos los aspectos que han cambiado en los últimos 50 años, el principal es la esperanza de vida alcanzada y las mejores condiciones físicas con las que se llega a esta etapa, lo que hace que las personas mayores deban ser reconocidas como un grupo social importante, valido, respetado y tenido en cuenta siempre por los poderes públicos en sus decisiones políticas, pues igualmente validas, importantes y respetadas son las aportaciones que los mayores hacen a la sociedad.

Los mayores siguen siendo un referente en la crisis del paro manteniendo con sus bajas pensiones a muchos de sus hijos y nietos, pero también es cierto que para un importante núcleo de la clase política de este país, las personas mayores no son consideradas como se merecen, mas bien nos ven como un estorbo y ello hace muy necesario el que entre nosotros aparezca y crezca el sentido de la solidaridad como grupo y nos preocupemos de unir fuerzas para paliar las necesidades y precariedades que esa mayor esperanza de vida trae a muchos de nuestros mayores, desgraciadamente, a estar durmiendo en la calle, en el umbral de la pobreza, o en los albergues que están super saturados, por culpa de no estar atendidos con las medidas y decisiones políticas necesarias.

Señalemos entre otras las cuantías de las pensiones, la soledad, el abandono, abuso y maltrato a personas mayores, la falta de viviendas, estudios o apartamentos adecuados para los mas necesitados, con todas estas carencias sociales hoy el Ayuntamiento cita a todas las organizaciones de mayores y les da una camiseta amarilla y andar por el centro de Málaga, que me parece bien andar y nos viene de maravilla, pero una vez más se gasta dinero público en propaganda y tonterías….¿cuando de una buena vez se nos va a tener en cuenta? en lugar de utilizarnos a su capricho (los políticos de turno) para colgarse medallas y para buscar nuestros votos.

Desde aquí exigimos que los mayores sean recibidos por nuestros concejales, y que se les de la solución a sus problemas. Mientras haya una sola persona mayor en la calle o en el umbral de la pobreza, levantemos nuestra voz y unámonos contra este maltrato político que sufrimos.

Somos una realidad, hagámonos visibles, utilizando nuestra solidaridad, uniendo nuestras fuerzas y aportando nuestra experiencia de vida a esta sociedad que los mayores hemos traído hasta hoy y a la que hemos entregado todo nuestro esfuerzo en los años vividos, años que no han sido los mejores, los mejores son los que nos quedan por vivir. Pensionistas en Acción Málaga se ha sumado a esta caminata de Málaga.