Izquierda Unida lleva a las instituciones el conflicto de las ambulancias y exige a la Junta que medie  

0

Izquierda Unida promoverá en las instituciones municipales, regional y provincial una serie de iniciativas destinada a apoyar a los trabajadores y trabajadoras  del transporte sanitario y exigir a la Junta de Andalucía que intervenga en una situación que incide directamente en los usuarios de la Sanidad.

El coordinador provincial y parlamentario andaluz, Guzmán Ahumada, la responsable provincial de Política Institucional y portavoz en Diputación, Teresa Sánchez, y el adjunto al área provincial de Organización y concejal en Fuengirola, José Miguel López, se han reunido esta mañana con una representación sindical de estos trabajadores, siguiendo la línea de  apoyo que ya han iniciado en algunas localidades como Antequera, la Costa del Sol o la capital.

Los conductores y técnicos de ambulancia en la provincia se encuentran en huelga para reivindicar mejoras laborales, que, en su gran mayoría, redundarán en el servicio, ha señalado Sánchez. Es un servicio privatizado sobre el que la Junta de Andalucía no mantiene control alguno a pesar de la importancia que tiene para la ciudadanía, “lo que ha dado lugar a que la empresa actúe con total impunidad. Los trabajadores nos han informado de que se desconoce el número de ambulancias que operan en los desplazamientos programados, porque lo único que exige la Junta es que se cubra el servicio. Los tiempos de espera  aumentan porque lo técnicos de la ambulancia tienen que subir a la habitación del paciente para recogerlo, cuando eso lo hacían los y las celadoras, de manera que el usuario no está preparado para cuando llega el conductor y se tarda más”, explica la diputada provincial. Aunque se hace referencia a traslados programados, en muchos lugares esta misma ambulancia cubre también el servicio de urgencias, de manera que la situación es grave.  

Guzmán Ahumada ha anunciado que se presentarán en los ayuntamientos y en la Junta de Andalucía, así como en  Diputación una serie de iniciativas destinadas a que el gobierno andaluz medie en el conflicto, asegurando las condiciones necesarias para que se proceda a la regularización de los salarios congelados desde el año 2012,  la presencia de un ayudante en los transportes programados o altas domiciliarias; reconocimiento de la categoría de técnico de transporte de emergencias; finalización del abuso de la figura del contrato de prácticas; establecimiento de una base permanente en el centro de salud e inclusión de toda la normativa en materia de igualdad y conciliación familiar.

Las mociones también buscan un reconocimiento de las instituciones a los trabajadores que mantienen sus demandas por la mejora de sus condiciones laborales y la mejora del servicio, “que con su lucha demuestran que solo la unión de la clase trabajadora, puede conseguir lo que la Administración Neoliberal se empeña en desmantelar que no es otra cosa el que derecho a la sanidad, universal y gratuita”