Víctimas de la tragedia nuclear de Fukushima exigen justicia

0

“Incomprensible” y “horroroso” fueron algunos de los
calificativos empleados el jueves por los evacuados de la región de la
central nuclear de Fukushima en Tokio, decepcionados y furiosos ante la sentencia que absovió a tres exdirigentes de Tepco (Compañía Eléctrica de Tokio) acusados de negligencia ante el riesgo de tsunami.

La acusación pedía cinco años de prisión por no adoptar las medidas de seguridad en medio del desastre natural.

“íNo me lo puedo creer!” vociferó una mujer en la sala de audiencias
cuando el tribunal de Tokio pronunció el veredicto. Su grito reflejaba el
sentimiento de otros cientos de ciudadanos que permanecían fuera del
tribunal.

“Esto es extremadamente frustrante”, dijo Ayako Oga, que fue evacuada de
Fukushima a la región de Niigata tras el desastre.

“Es incomprensible”, comentó una mujer mayor, con la voz entrecortada. «En
ocho años y medio, muchas personas se han visto obligadas a abandonar sus
hogares, su tierra natal y siguen desplazadas e incapaces de decidir dónde
vivir”, prosiguió.

“No puedo estar más enojado”, reaccionó por su parte un hombre que huyó de
Fukushima después de la catástrofe. «No podemos recuperar nuestra vida
normal”, añadió. Los que estaban a la cabeza de la empresa en ese momento
deben ser condenados».

Todos coinciden en que la ausencia de culpables les impide hacer su duelo por lo ocurrido.

Akihiro Yoshidome, un activista antinuclear de Tokio, de 81 años de edad,
expresó su sorpresa por la decisión del tribunal. “Me había preparado para
no obtener una victoria completa, pero esto es demasiado horrible”, declaró
a la agencia AFP. “Esto demuestra que los tribunales japoneses no representan los intereses de la gente”.

A pesar de que la sentencia no pone fin al proceso, los manifestantes exigen que se presente una apelación. Foto: Kazuhiro NOGI (AFP)

Para los demandantes y sus partidarios, el juicio de los antiguos dirigentes
de Tepco, la compañía que operaba la central nuclear de Fukushima, es la
única oportunidad de ver a personas físicas juzgadas penalmente por el
accidente nuclear.

El caso era complicado y en dos ocasiones los fiscales se negaron a
entablar una acción judicial ya que las pruebas eran demasiado frágiles.
Finalmente, una acusación ciudadana obligó a la fiscalía a actuar.

La denuncia hacía referencia a una pregunta específica: ¿Fueron los
dirigentes de Tepco negligentes al no tomar medidas adicionales frente un riesgo de tsunami que podía superar la capacidad de resistencia de la
central de Fukushima Daiichi, situada al lado del mar, a 220 km en el
noreste de Tokio?

¿Es esta falta de medidas adicionales la causa de la gravedad del accidente
y de las muertes durante la evacuación?. Para los demandantes, los
responsables deberían haber actuado sobre la base de estudios que
mencionaban el riesgo de un tsunami de 15 metros.

Sin embargo, el tribunal consideró que era difícil prever ese escenario.
Antes de conocer el veredicto, el juez subrayó que no había consenso entre
los expertos sobre el riesgo elevado de que se produjera un tsunami de tal
magnitud.

La tragedia de Fukushima en 2011 es considerada el mayor desastre nuclear desde Chernóbil en 1986. El terremoto, de magnitud 9, provocó el tsunami más grande de la historia de Japón, cuyas olas golpearon la central nuclear Daiichi, y según datos oficiales, causaron cerca de 18 000 muertos y desaparecidos.

El sistema de refrigeración dejó de funcionar a causa de la inundación, lo que indujo a que se fusionaran tres de sus seis reactores nucleares, mientras otro de ellos sufrió daños a causa de las explosiones de hidrógeno.

Junto a la limpieza de residuos nucleares y el retorno de los desplazados, el Gobierno nipón tiene por delante el reto de desmantelar la planta, un proceso que se estima se prolongará al menos 30 años y cuyo coste podría ascender a 20 billones de yenes (160 222 millones de euros).

El Ejecutivo y la operadora de la planta tienen la misión de diseñar un plan para extraer el combustible fundido del interior de los reactores, el primer paso en el proceso de desmantelamiento y que entraña una enorme complejidad técnica debido a los niveles de radiación extremos dentro de las instalaciones.

(Con información de AFP y EFE)

La entrada Víctimas de la tragedia nuclear de Fukushima exigen justicia se publicó primero en Prensaldia.