España y Argentina protagonistas de la final del Mundial de Baloncesto China 2019

0


La selección de Argentina será el domingo el rival de España en la final del Mundial de baloncesto de China tras derrotar, en la segunda semifinal disputada en el Wukesong Sport Center de Pekín, a Francia por 80-66.

Anteriormente España sacó su billete para la lucha por el oro al vencer a Australia por 95-88 en un partido que necesitó de dos prórrogas.

Con épica victoria España discutirá el oro en el Campeonato Mundial de Baloncesto


Si el Mundial de Baloncesto aún le había parecido a alguien corto de emociones, España y Australia se encargaron hoy de borrar esa impresión al protagonizar un duelo épico en semifinales, que finalmente favoreció a los ibéricos tras dos reñidas prórrogas.

Batalla de puro coraje, como pocas en la historia de las XVIII Copas del Mundo de la FIBA, fue la que escenificaron ambos elencos sobre la Wukeson Arena de esta capital; un desafío cuyo desenlace 95-88 permitió a los discípulos del italiano Sergio Scariolo retornar a una discusión de la medalla de oro 13 años después.

Los nombres de los NBAs Marc Gasol y Ricky Rubio volvieron a sonar alto y fuerte para comandar el juego de los europeos, mas resulta imposible obviar las quirúrgicas canastas de Sergio Llull cuando más hacían falta o la defensa asfixiante de Rudy Fernández o Víctor Clavel.

La friolera de 33 puntos y seis rebotes para el gigante de Toronto Raptors -que constituye su récord con la selección- y los 19 cartones y 12 asistencias a la cuenta del pícaro base de los Phoenix Suns, se convirtieron en el oxígeno que guió hasta puerto seguro a la nave española.

También vestido de héroe, un renacido Llull ayudó con 17 tantos al repunte de los europeos, que debieron nadar contracorriente desde el mismo inicio ante el empuje de unos «boomers» liderados -una vez más- por el explosivo Patty Mills (34).

Sin embargo, la acertada puntería del defensa de San Antonio Spurs no fue acompañada en esta ocasión por sus connacionales que militan la liga profesional estadounidense: las pálidas actuaciones de Joe Ingles (4) y Matthew Dellavedoba (6) resultaron definitorias en el fracaso australiano.

La clave de la remontada española estuvo en las postrimerías del tercer período cuando la ventaja de sus adversarios llegó a ser de 11 puntos, pero un aún más grande Gasol, además de una extraordinaria defensa, logró borrar paulatinamente la diferencia y dejar la escena para unos minutos finales de alta tensión.

Precisamente de infarto fue el último disparo que realizó Rubio al término del último parcial reglamentario, cuando por centímetros no entró un triple que hubiese sentenciado el punto y final del partido.

Mas Australia también la tuvo cuando Dellavedova hizo un lanzamiento de media distancia que repelió el aro con el tiempo de la primera prórroga ya agotado.

Pero España fue más durante todo el juego, exhibió el mejor baloncesto y, a pesar de venir de abajo, se llevó una merecida victoria que le permite mantener su condición de invicto, ahora en siete presentaciones.

El próximo domingo buscarán su segunda corona mundial ante el ganador de Francia y Argentina, después de aquella que ganaran frente a Grecia en Japón 2006 de la mano del Pau Gasol, el hermano mayor de Marc, el héroe del momento.

Ficha Técnica

-Resultado final: España 95 – Australia 88 (32-37 al descanso).

-Parciales: 22-21, 10-16, 19-18, 20-16, 9-9 y 15-8.

-Máximo Anotadores:

España: Marc Gasol (33), Ricky Rubio (19).

Australia: Patty Mills (32), Nick Kay (16).

Argentina da un repaso a Francia

Nicolás Laprovittola y Facundo Campazzo. Foto: EFE

Argentina será el rival de España en la final de la Copa Mundial de baloncesto de China 2019. La albiceleste derrotó con autoridad a Francia (80-66) en un partido que dominó desde el principio, con el marcador de cara. Los galos, que venían de dar la campanada eliminando a Estados Unidos, deberán pelear por el bronce contra Australia.

El encuentro se caracterizó más por la buena defensa que por el ataque y ambos conjuntos terminaron con tanteos por debajo de lo promediado durante el torneo. Salvo Luis Scola, que fue el alma del equipo una vez más. El veteranísimo pívot, a sus 39 años, firmó un partido soberbio con 28 puntos y 13 rebotes. Estuvo bien secundado en la anotación por dos jugadores del Real Madrid: Facundo Campazzo (12 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias) y Gabriel Deck (13 puntos).

En Francia tiraron del carro Ntilikina y Fournier, ambos con 16 puntos, si bien el segundo se mostró demasiado individualista en ocasiones. El gran naufragio ofensivo del partido fue el de Rudy Gobert, con sólo 3 puntos (además de 11 rebotes).

El partido comenzó con la intensidad que le imprime Argentina a cada encuentro. Scola anotó dos entradas de pista a pista en dos ataques consecutivos y sumó otros dos puntos en otra penetración. Un triple de Labeyrie despertó a una Francia que no lograba encestar y Nando de Colo salió del banquillo para desatascar el ataque francés.

Al final del primer cuarto, Francia estaba totalmente dentro del partido otra vez: 21-18. En el segundo cuarto los franceses mantuvieron el ritmo y con dos minutos y medio consumidos se pusieron por delante por primera vez gracias a un mate de Lessort (23-24).

No duró mucho. Volvieron a despegarse los argentinos al anotar Deck tras uno de los contraataques que han caracterizado al equipo durante el campeonato. A esas alturas del encuentro Fournier estaba ya ‘enchufado’ (9 puntos, minuto 18), pero Argentina seguía a un ritmo inasumible: Campazzo anotó un triple sobre la bocina que indicaba el final del periodo (39-32). Mayor acierto tras el descanso Ninguna de las selecciones aflojó en la reanudación.

Todo lo que habían fallado desde tres hasta el descanso (25 % de acierto argentino, por un 15 % francés) se tornó en acierto. Un triple de Vildoza, otro de Batum y otro de Scola se sucedieron en un intercambio triplista que hizo rugir al pabellón. La apisonadora argentina empezó a pasar por encima a Francia. En el minuto 25, el marcador señalaba 52-38 y se veía a los jugadores de la albiceleste disfrutar jugando.

Los intentos tímidos de los franceses por cerrar la brecha se toparon con un muro defensivo casi impenetrable, con un trabajo de los cinco argentinos sobre la pista que les complicó extremadamente la anotación.

El tercer cuarto se cerró con 60-48. M’baye rompió la barrera psicológica de los 10 puntos de diferencia con un triple (60-51). Laprovittola la volvió a colocar donde estaba del mismo modo en el ataque siguiente. Ntikilina sumó dos más desde lejos y Gobert machacó para dejar la diferencia en ocho.

Una canasta de Scola tras asistencia espectacular de Laprovittola llevó los 10 puntos de ventaja de nuevo al marcador, una diferencia que nunca terminó de desaparecer para desesperación francesa. Scola no hizo nada más que agrandar la brecha. Dos triples seguidos a tres minutos del final (anotó 3 de los 4 que lanzó) le valieron la ovación de la grada, que estalló de nuevo a la conclusión del partido.

(Información de 20 minutos)

La entrada España y Argentina protagonistas de la final del Mundial de Baloncesto China 2019 se publicó primero en Prensaldia.