Salud amplía la alerta sanitaria a una marca blanca de carne mechada elaborada por Magrudis

0

La Consejería de Salud y Familias ha ampliado la alerta sanitaria a los productos distribuidos por la empresa Comercial Martínez León, que comercializa la carne mechada fabricada por Magrudis –responsable de la carne mechada que ha originado el brote de listeriosis– con su propia etiqueta. Se ha procedido a la inmovilización del producto presente en las instalaciones de esta distribuidora y a la retirada del mismo.

La Consejería de Salud y Familias, a través del procedimiento habitual para alertas alimentarias a nivel nacional establecido en el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), ha trasladado toda la información disponible a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Easan).

Así, en rueda de prensa, el subdirector de Protección de la Salud, Jesús Peinado, ha explicado que “lo primero que hay que hacer cuando se tiene la certeza es retirar el producto del comercio, no es excepcional, se hace siempre cada vez que hay una infección toxinfección o alerta alimentaria”, al tiempo que ha señalado que se empieza “por el listado de distribución de clientes, y una vez que se tiene, se va a cada uno de esos clientes, se retira del mercado, se hace muy rápido y hasta donde podemos llegar”.

Así, Peinado ha defendido el “rigor” de las actuaciones, y ha explicado que dentro de esta actuación, “en un comercio minorista de una localidad de Sevilla aparece una carne que no está etiquetada como La Mechá, pero el minorista nos dice que es La Mechá”, para añadir que “está comercializada por otra empresa que está en un ámbito que es del Ayuntamiento de Sevilla”.

“La empresa nos dice que vende marca blanca que les hace La Mechá”, por los que tenemos que volver a inspeccionar para esa comercialización que se hace en la provincia de Sevilla”, ha agregado, para explicar que “la empresa estaba cerrada porque el propietario se encontraba de vacaciones”.

Además, ha manifestado que “el propietario les ha dicho que ha contactado con sus clientes para que no la comercializaran, que lleva poco tiempo con la actividad y ha podido llegar a poca gente”, aunque “nos ha dado la lista de clientes, que estamos comprobando uno a uno y vemos que tienen la carne inmovilizada”, precisa. De este modo, Peinado ha apuntado que la alerta “se ampliará a este producto porque es diferente”.