Consejos para ahorrar en tu tarifa de móvil

0

Hoy día, los teléfonos móviles con conexión a Internet, se han convertido en una extensión de nosotros mismos. Los usamos continuamente y a diario, tanto para trabajar, comunicarnos, orientarnos, como por motivos de ocio, entre otros. La utilidad de los smartphones en la actualidad es innegable, pero a veces abusamos de su uso y nos podemos llevar una sorpresa en el precio de la factura, por ejemplo, cuando excedemos la cantidad de datos que tenemos contratados. Para evitarlo, es conveniente tener en cuenta una serie de consideraciones a la hora de elegir nuestra tarifa móvil y pagar una cantidad razonable a cambio de un servicio adecuado.

 Prioriza tus necesidades con el teléfono móvil

No es lo mismo una persona que por motivos de trabajo se desplace con regularidad y necesite mayor número de minutos de llamadas, que una persona mayor que le dé poco uso a Internet y apenas consuma tarifa de datos, o alguien que utilice el móvil para ver sus series y películas favoritas. Es importante tener en cuenta qué tipo de uso vamos a darle al móvil para elegir una tarifa que se adapte a nuestra situación. En cualquier caso, si buscas bien puedes encontrar una tarifa movil barata que cubra lo más importante, como Internet, llamadas o SMS. A este respecto, hay que tener en cuenta determinadas características del plan que pretendamos contratar, siempre con el fin de obtener una factura acorde a nuestro uso.

Uno de los principales escollos de algunas tarifas es el compromiso de permanencia, el cual nos obliga a mantenernos con los requisitos impuestos por el operador hasta fin de contrato y, en caso de querer cancelarlo, abonar una penalización. Que la tarifa por la que te decidas no tenga cláusula de permanencia es, posiblemente, lo primero que debes tener en consideración, pero desde luego no es lo único.

 Aspectos relevantes de la tarifa

En cuanto al servicio de Internet, una buena tarifa debe ofertar velocidad 4G y por lo menos una cantidad de datos superior a los 2-3 GB, para no quedarnos sin conexión cuando más lo necesitemos. Algunas tarifas incluyen cláusulas que, una vez acabados los datos contratados, por su uso cobran cierta cantidad. Para evitar sustos, es mejor optar por un plan que no incluya este cobro extra, sino aquél que reduzca la velocidad una vez sobrepasados los datos, pero que permita seguir usando la conexión a Internet. Determinadas ofertas cuentan con bonos de ampliación a precios asequibles, que permiten prolongar nuestro uso de datos de manera temporal (normalmente en el plazo de un mes). Esta opción es especialmente útil si, por ejemplo, vamos a irnos de vacaciones y no vamos a contar con una conexión Wifi estable.

En lo referente a SMS y llamadas, hay que poner el foco en la relación de minutos o cantidad de SMS incluidos con el precio. Un individuo corriente no llega a consumir a lo largo de un mes más de 150 minutos de llamadas a fijo o móvil. Sobre los SMS, aunque cada día están más eclipsados por el uso de aplicaciones de mensajería instantánea, es conveniente tener garantizado el envío en torno a 10 SMS para posibles emergencias, caídas de servicio de las mencionadas aplicaciones, etcétera. Un precio óptimo por esta cobertura ronda los 6 euros, una cantidad que cualquier persona puede permitirse y que te asegura tener cubiertos unos requisitos mínimos imprescindibles para tu uso diario del móvil.

En definitiva, en la actualidad podemos encontrar ofertas de tarifas móviles que nos proporcionan todo lo qué necesitamos a un precio asequible. Bien sea para subir fotos o contenido a tus redes sociales, para llamar a tus familiares cuando te vas fuera de casa o para estar en contacto con tus clientes, sólo debes prestar atención a los factores a los que aquí se han hecho referencia a la hora de elegir tu tarifa móvil para no pagar de más en la factura.