Shinji Okazaki, el fichaje estrella del Málaga CF

0

El Leicester City FC escribió su nombre en la historia del fútbol en la temporada 2015/16. Los ‘Foxes’ (zorros), un modesto club de la ciudad de Leicester, situada a escasos 160 kilómetros al norte de Londres, conquistó su primera Premier League destronando a equipos más poderosos como el Arsenal FC, el Tottenham Hotspur y el Manchester City.

Una hazaña épica e irrepetible que rompió con todas las apuestas de fútbol para un club que 11 meses antes estaba luchando por la permanencia y que contaba con el quinto presupuesto más bajo de la máxima categoría del fútbol inglés. Entre los héroes de esa gesta se encontraba Shinji Okazaki, futbolista japonés que se ha convertido en el primer refuerzo del Málaga CF para la temporada 2019/20.

El delantero japonés, primer asiático en los 25 años de historia del Málaga Club de Fútbol, es la nueva estrella del proyecto blanquiazul. A sus 33 años, el futbolista llega como agente libre y firma hasta junio de 2020, aunque tendrá la opción de ampliar su vinculación en el caso de que el club ascienda a Primera División. De esta forma, el nipón cumple su sueño de jugar en el fútbol español. Un jugador trabajador y solidario en el terreno de juego que completa la línea de ataque de Víctor Sánchez del Amo. Más allá de lo estrictamente deportivo, el conjunto malagueño consigue un importante impulso a nivel de marketing en el mercado asiático, donde Okazaki es un auténtico referente después de su aventura en el fútbol inglés.

Shinji Okazaki comenzó su trayectoria deportiva en el Shimizu S-Pulse de la J1 League, la máxima categoría del fútbol profesional en Japón. Debutó en la temporada 2004/05, aunque no fue hasta la campaña 2006/07 cuando se consolidó en el primer equipo. El delantero nacido en Takarazuka disputó 154 partidos con la camiseta del S-Pa, marcando 49 goles y repartiendo ocho asistencias. Un buen rendimiento que llamó la atención del fútbol europeo. Con 24 años fichó por el VfB Stuttgart alemán, club con el que jugó tres temporadas en la Bundesliga. Durante esos dos años y medio que vivió en Sttutgart, Okazaki disputó 85 partidos en los que anotó 13 goles. Un escaso acierto de cara a portería que provocó su salida rumbo a la ciudad de Mainz en 2013, donde recuperó su olfato goleador vistiendo la camiseta de los maguntinos (29 goles en 70 partidos).

Okazaki vivió su etapa más exitosa con el Leicester City de la Premier League. A las órdenes del prestigioso técnico italiano Claudio Ranieri, el delantero nipón se convirtió en el complemento perfecto para Jamie Vardy, la gran estrella de los ‘Foxes’. A pesar de no destacar en la faceta goleadora (6 goles en 39 partidos), el japonés fue un futbolista fundamental en la consecución del título en la temporada 2015/16 con su trabajo y sacrificio en el terreno de juego a lo largo de los 90 minutos de cada partido. En la última temporada se vio relegado al banquillo con la aparición de futbolistas como Kelechi Iheanacho y Rachid Ghezzal. Unos minutos que buscará en el Málaga CF, club al que llega con ganas de reivindicarse y aportar su experiencia para conseguir el ascenso a Primera División en esta ilusionante temporada 2019/20 que acaba de empezar.