CCOO denuncia que la siniestralidad laboral en Málaga crece un 9% en el primer semestre del año  

EL SINDICATO ALERTA SOBRE EL DRAMA DE SUFRIR UN ACCIDENTE EN EL TRABAJO 

0

El Sindicato CCOO ha realizado un balance de la siniestralidad laboral registrada en la provincia de Málaga durante el primer semestre del año, donde se han producido un total de 9.740 accidentes laborales, lo que ha supuesto un incremento de más de un 9% respecto al mismo periodo del año anterior.

Hasta la fecha, 9 personas han perdida la vida en sus puestos de trabajo, 106 han sufrido accidentes graves y 9.627 de tipo leves.

Ante ello, la organización sindical ha exigido a la Administración más recursos para paliar esta lacra y ha llamado la atención a la patronal para que cumpla la legalidad vigente.

En los primeros seis meses de este año –según los últimos datos publicados por la Junta de Andalucía- se han contabilizado en la provincia de Málaga un total de 9.740 accidentes laborales, frente a los 8.890 producidos en el mismo periodo de 2018, lo que ha supuesto un aumento de más del 9%. En este aumento de la siniestralidad laboral hay que tener en cuenta además el comportamiento de los datos estadísticos, que desde el año 2012, año en el que se contabilizaron 12.394 accidentes, no ha dejado de crecer hasta llegar a los 22.491 con los que se cerró el año 2018. Ello significa que en seis años casi se ha duplicado el número de accidentes de trabajo en la provincia de Málaga.

Por índice de gravedad, 9.627 accidentes se han declarado leves (+9´11%) 106 graves (-11´03%) y 9 mortales (uno más que en 2018). Esta catalogación es la que la Mutua estima en el momento de registrar el accidente y no suele variarse con posterioridad, ni estar avalado por un criterio médico específico, por lo que en muchas ocasiones estamos hablando de un accidente leve con lesiones que incapacitan semanas o incluso meses, que debieran ser catalogados como graves. 

Por otro lado, la nueva situación del mercado laboral, con contratos parciales y el pluriempleo que se deriva de la necesidad de aceptar varios contratos de trabajo para sumar una jornada completa o acercarse a ella, obliga a multiplicar el número de desplazamientos en una misma jornada, con las consiguientes premuras de tiempo para salir en hora y llegar a tiempo al siguiente. Esta situación multiplica exponencialmente la probabilidad de que ocurra un accidente de trabajo. Prueba de ello es el aumento del 9´98% en los accidentes In itínere en el primer semestre del año comparado con el mismo periodo del año anterior.

A su vez, esta organización sindical ha alertado de la falta de reconocimiento por parte de las Mutuas de los accidentes laborales, usando distintas estrategias para derivar la atención y seguimiento a la Seguridad Social como contingencias comunes y no como lo que realmente son, contingencias profesionales, o simplemente dando días de permiso retribuido sin contraprestación. En relación a ello, José Martín Anaya ha explicado que “en la Secretaría de Salud Laboral de CCOO de Málaga, una de las gestiones que más se atiende a diario son reclamaciones y solicitudes de cambios de contingencia, por esta causa”.

El secretario de Salud Laboral de CCOO Málaga ha denunciado que la gran mayoría de los procedimientos de altas emitidas por el Instituto Nacional de Salud (INS), el Servicio Andaluz de Salud (SAS) o por las Mutuas (cuando tienen la potestad de hacerlo), no están realizándose con criterios médicos objetivos, son meramente criterios económicos. En este sentido, Martín Anaya ha argumentado que “si finalmente, a una persona enferma o sin una curación completa se le manda a trabajar, lo que se está generando son patologías crónicas y aumentando  la posibilidad de sufrir un accidente laboral, lo que no solamente es injusto sino que a la vez mucho más caro que continuar con la situación de Incapacidad Temporal inicial”.