La lectura llega a los hospitales como bálsamo ante la enfermedad

La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha la iniciativa Lecturas Pacientes que busca mejorar la calidad de vida de las personas ingresadas en los hospitales de la Comunidad.

0

El Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha sido el escogido por la Junta de Castilla y León para acoger su programa “Lectura Pacientes”. Esta iniciativa, que se enmarca dentro del programa “Cultura Diversa”, ha sido presentada al público en un acto presidido por María Josefa García Cirac, consejera de Cultura y Turismo, y por Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad. En ella, los dos consejeros han recalcado la importante labor que se lleva a cabo desde la Junta de Castilla y León para acercar la lectura a todos los ciudadanos. Con esta finalidad se puso en marcha hace ahora tres años el II Plan de Lectura de la Comunidad de Castilla y León 2016-2020 en el que se hace especial hincapié en la necesidad de favorecer el acceso a la lectura a aquellos ciudadanos que se encuentran en riesgo de ser excluidos de una sociedad cada vez más digitalizada o de quedar al margen de las prácticas de lectura que se desarrollan dentro de la comunidad. A este segundo grupo pertenecen todas aquellas personas que por cuestiones de salud se ven obligadas a pasar largos períodos de tiempo ingresadas en un centro médico, lo cual impide que puedan acceder a los recursos literarios que la Junta pone a disposición de todos los ciudadanos desde la Red de Bibliotecas de Castilla y León. Es por ello por lo que desde las consejerías de Cultura y Sanidad han puesto en marcha esta iniciativa de “Lecturas Pacientes”, con el objetivo de hacer llegar estos recursos a las personas hospitalizadas y así garantizar su acceso a la lectura.

Además, en la presentación tanto Cirac como Aguado han destacado los potentes efectos terapéuticos que la lectura tiene sobre las personas enfermas. Recurrir a la lectura siempre ha sido un acto que nos ayuda a olvidarnos de nuestra realidad para transportarnos a mundos donde todo es posible. Podemos recorrer los famosos casinos de Baden-Baden que enamoraron a Dostoyevski y en los que transcurre su obra El jugador, visitar las entrañas de nuestro planeta de la mano de Julio Verne o viajar hasta el universo mágico creado por J.K. Rowling en el que casi cualquier cosa puede arreglarse con un ligero golpe de varita. Los gladiadores de la antigua Roma se convierten en nuestros compañeros de batalla y los antiguos egipcios nos desvelan en primera persona cómo y porqué levantaron las Pirámides. Todo es posible en los libros, hasta la existencia de la Atlántida y la vida en otros planetas. Es precisamente esta capacidad de abstracción, que solo la literatura puede darnos, la que se busca conseguir en los pacientes que deben pasar largas temporadas en un hospital, con el objetivo de hacer más llevadera su estancia. A través de la lectura las personas hospitalizadas pueden, aunque sea por un momento, olvidarse de su enfermedad y del espacio en el que se encuentran, ayudando así a reducir los niveles de estrés y ansiedad a los que están sometidos a diario.

La elección del Hospital Clínico de Valladolid, como el centro en el que se llevará a cabo el programa piloto de esta iniciativa de extensión bibliotecaria, no ha sido baladí. El centro hospitalario es uno de los pioneros en la Comunidad en contar con una biblioteca propia en sus instalaciones. Fue en 1992 cuando se inauguró la biblioteca del hospital, que actualmente se encuentra en la planta 12 del complejo -aunque se espera su traslado a una zona nueva en los próximos meses- y que cuenta con alrededor de 3.000 títulos. Por otra parte, en 2012 la Biblioteca de Castilla y León llevó a cabo una serie de actividades de animación a la lectura en el hospital que tuvieron una gran acogida entre los pacientes.

El catálogo contará con más de 200 libros

Gracias al proyecto “Lecturas Pacientes” se ha dotado al centro hospitalario con un total de 244 libros, agrupados en lotes de diferentes temáticas y dirigidos a públicos de diversas edades. De esta forma, los pacientes podrán escoger entre una gran variedad de libros que van desde la narrativa y las novelas gráficas a los libros ilustrados. Todos ellos han sido identificados con un logotipo creado para la ocasión en el que se puede leer “Palabras que curan”. Este logotipo también está presente en los tres carritos con los que los voluntarios de Cadena de Sonrisas y Cooperación Internacional recorrerán las diferentes plantas del hospital distribuyendo los libros. Además, todos los pacientes ingresados que cuenten con el carné de la Red de Bibliotecas de Castilla y León también podrán acceder al préstamo de libros en formato electrónico a través de eBiblio, la plataforma destinada a tal fin que también incluye audiolibros, revistas y periódicos.

La iniciativa también contempla la realización de diferentes actividades relacionadas con la lectura, especialmente pensadas para los pacientes de menor edad. Se busca de esta manera acercarlos a la literatura e inculcarles un hábito lector, pero sobre todo conseguir que su paso por el hospital sea lo más ameno y acogedor posible.

Por el momento el programa “Lecturas Pacientes” solo se ha implementado en el Hospital Clínico de Valladolid, pero desde la Junta esperan poder ampliarlo al resto de centros hospitalarios de la Comunidad.