La mañana

0

La mañana se torna fría, pues aún, está dando los
últimos coletazos el crudo invierno…El frío, ha llegado
a colonizar mi frente!!.
El reloj, sigue engullendo el tiempo, mientras que las
paredes de la habitación, conserva su figura geométrica
rectangular, sin ánimo alguno, de que se produzcan
cambios por ligeros que estos sean.
Miro por la ventana, y aprecio en la lejanía, la pequeña
montaña cuya cima parece estar dibujada…
Al llegar el mediodía, el sol, decide entonar su himno
de fuego, mientras que el viento sopla impregnado
de olor a salitre, procedente del cercano mar.
Presiento que algo viajó hasta ésta costa, para
incitarle a emitir canciones que sirvan para alegrar
las olas incesantes, mientras la