Málaga inicia la vendimia 2019 con una estimación de cuatro millones de kilos de uva

0

Málaga inicia la vendimia 2019 con una estimación de cuatro millones de kilos de uva. Así, la diversidad climatológica y orográfica de las zonas de producción y los diferentes ciclos de maduración de las variedades de uvas aptas hacen de la vendimia en Málaga, “un proceso largo y complejo, que puede desarrollarse hasta finales de octubre”.

En concreto, en la parte más occidental de la Axarquía (Moclinejo, Almáchar y El Borge), ya se ha empezado a recoger a mano la uva moscatel, con la que se elaborarán algunos de los vinos blancos con denominación de origen ‘Sierras de Málaga’.

La zona de producción de las Denominaciones de Origen ‘Málaga’, ‘Sierras de Málaga’ y ‘Pasas de Málaga’ se compone de cinco zonas distintas y dispares entres si: Axarquía, Montes de Málaga, Zona Norte (Comarca de Antequera), Serranía de Ronda y Manilva.

Por zonas, según han precisado a través de un comunicado, en Axarquía y Montes se estima una producción normal. La vendimia en fechas habituales es en torno a primeros de agosto –vinos secos Sierras de Málaga– y mediados para vinos dulces, han añadido, precisando también que la calidad de la uva es buena-muy buena.

Por su parte, en la zona norte también se estima una producción normal y las fechas van entre mediados de agosto variedades blancas, y finales tinta, siendo la calidad de la uva buena-muy buena.

De igual modo, la producción estimada en la Serranía de Ronda es normal y la vendimia se desarrollará segunda quincena de agosto. La calidad, asimismo, es buena-muy buena.

Por último, en Manilva la producción algo menor de lo habitual (15 por ciento), si bien, esta merma estimada en esta zona, no cambia la previsión total en la campaña general, debido al reducido peso relativo de la zona en cuanto a producción.

En lo que respecta a las fechas la vendimia en algo más temprana de lo habitual, siendo primeros de agosto y la calidad de la uva buena-muy buena.

Por otro lado, han señalado que hasta la fecha, no se han producido, incidencias climáticas reseñables que hayan tenido influencia directa en la producción vitícola, ya que la temperatura media en el periodo vegetativo se ha mantenido en el promedio histórico, y las precipitaciones acumuladas desde el otoño, inverno y primavera han sido algo menores que la media histórica –un 20 por ciento aproximadamente–.

En el plano fitosanitario tampoco se han dado incidencias con repercusión sobre la producción, destacando que en la Serranía de Ronda y la Axarquía la presencia de oidio ha sido algo más alta de lo habitual, pero sin daños destacables gracias a la vigilancia y previsión por parte de los viticultores.

A la fecha, la Red de Alerta Fitosanitaria de Andalucía (RAIF), ha emitido avisos de especial atención por la detección de daños en racimo de Lobesia (polilla del racimo) en la zona Norte, y de manchas de Mildiu en la zona Norte y en la Axarquía. Respecto a este hongo, y aunque la previsión de precipitaciones es nula, conviene estar muy atentos ya que los daños en un segundo ciclo de infección podrían ser muy graves.