UGT-A pide al Gobierno aumentar la plantilla de inspectores de trabajo para ‘vigilar los derechos laborales’

0

El delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, se ha reunido este viernes con la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, y con el secretario General de UGT Sevilla, Juan Bautista, quienes le han demandado un aumento de la plantilla de inspectores y subinspectores de trabajo, que “actualmente se sitúa en 300 para vigilar los derechos laborales y el cumplimiento de las normas de prevención de riesgos laborales de 3.135.900 trabajadores en Andalucía, en más de 510.000 empresas”.

Según recoge UGT en un comunicado, el delegado del Gobierno ha compartido la preocupación de UGT por la situación de los inspectores y ha anunciado que trasladará la petición al Gobierno central.

El sindicado ha explicado que “las inspecciones de trabajo y las denuncias en la inspección son una herramienta fundamental para impedir los incumplimientos de Convenio”, pero sobre todo “para conseguir que se cumplan las normas de prevención de riesgos laborales y evitar accidentes”.

UGT-A ha reivindicado que “se creen juzgados específicos en materia de siniestralidad, como los hay en violencia de género”, y ha propuesto al delegado que el Gobierno “ponga en marcha campañas de sensibilización para evitar accidentes laborales, como las hay de la Dirección General de Tráfico (DGT) para los accidentes de tráfico”.

Carmen Castilla ha pedido a Lucrecio Fernández que “es fundamental la creación de la figura del delegado sindical territorial o sectorial, para que defienda los derechos de los trabajadores y las normas de salud laboral, ya que el 95 por ciento de sociedades en Andalucía cuenta con plantillas de menos de seis personas, y no cuentan con representación legal de los trabajadores”.

La secretaria General de UGT-A ha planteado al delegado del Gobierno “el necesario incremento de controles para que se cumpla el recientemente obligatorio registro horario, ya que se están produciendo graves incumplimientos sobre todo en el comercio”.

Para Castilla, “son necesarios también más controles para detectar a las empresas que no cumplen con el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 900 euros en 14 pagas, ya que los delegados de UGT están encontrando graves deficiencias tanto en la hostelería como en el sector agrario”.

El secretario General de UGT Sevilla, Juan Bautista, ha recordado los datos del informe que el sindicato presentó en mayo pasado sobre el número de inspectores en 2018, “en el que se refleja una incorporación en toda Andalucía de sólo 16 inspectores y subinspectores frente a un incremento de más de 115.000 trabajadores ocupados durante el año pasado”.

En el encuentro, UGT ha explicado a Lucrecio Fernández que el sindicato pide “la derogación de las dos últimas reformas laborales, en especial de sus aspectos más lesivos como la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial o de la limitación de la ultractividad de los convenios a un año”.