Astrofísicos andaluces estudian por primera vez la ‘música’ que emiten las estrellas

0

Un equipo de expertos de una rama de la astrofísica denominada astrosismología de la Universidad de Granada (UGR) y del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) han estudiado y analizado la ‘música’ que emiten las estrellas con la ayuda de fractales, estructuras parecida a todas las escalas que están presentes en muchos objetos de la naturaleza.

En concreto, los científicos han analizado las oscilaciones de luminosidad de estrellas variables pulsantes (aquellas cuya luminosidad varía periódicamente con el tiempo, como ocurre con el Sol), tratando de clasificarlas en distintos tipos.

La mayoría de las estrellas son variables pulsantes (como el Sol), es decir, que su luminosidad varía periódicamente con el tiempo. Esto es debido a que ondas de densidad y temperatura que se generan en su interior llegan a la superficie de la estrella haciéndola oscilar, lo que provoca cambios en su brillo. Estas oscilaciones estelares forman patrones tridimensionales al igual que una cuerda de guitarra o la piel de un tambor en una y dos dimensiones respectivamente.

Cada tipo de estrella cuenta con una determinada estructura interna y propiedades físicas, de la misma forma a través de la cual el oído humano puede identificar distintos instrumentos musicales en una orquesta, y por ende, las propiedades de cada uno de aquellos, como el material o las dimensiones.

“CONTINUO RUMOR SUSURRANTE DE FONDO”

Pero en el trasfondo de la ‘música’ estelar hay más. Según explican los investigadores Juan Carlos Suárez Yanes, del departamento de Física Teórica y del Cosmos de la UGR, y Sebastiano de Franciscis, del IAA-CSIC, “la ‘música’ de una estrella pulsante resulta tener un continuo rumor susurrante de fondo, como un público molesto en una sala de concierto, que dificulta la escucha del concierto”.

Estos investigadores han estudiado por primera vez el ruido de fondo que existe en la luminosidad de las estrellas como un objeto fractal. Y es que su trabajo ha descubierto propiedades fractales en la luminosidad de las estrellas pulsantes.

Los investigadores han aplicado un algoritmo que se basa en el análisis armónico de Fourier (estudia la representación de funciones o señales como superposición de ondas “básicas” o armónicos) de series temporales con propiedades fractales para aislar la ‘música’ estelar del molesto ruido de fondo de una manera eficiente y sencilla. Esto permite depurar de la música estelar las oscilaciones que forman parte del ruido, y así identificar mejor y caracterizar las estrellas variables.

Gracias a este método, los investigadores pueden identificar y caracterizar mejor las estrellas variables. Se trata de un paso importante para entender cada vez más los mecanismos físicos que gobiernan las estrellas pulsantes, ya que ahora es posible ver más nítidamente en su interior.