Todo

0

Hemos de reconocer, que algunos pensamientos, terminan
alejándose, con la finalidad de no sentirse olvidados.
Todos somos conscientes, que la temeridad, nos obliga
a eludir responsabilidades, a pesar de ser inadmisible.
La compañía es muy importante, pues nos ayuda a
disfrutar de un buen equilibrio emocional. A simple
vista, parece estar todo dicho, pero lo que sucede es,
que en el interior de la apariencia, menguan los deseos,
y las ilusiones, gestando actitudes inconscientes, que
dimanan de la propia conciencia. En esos momentos,
todo está en quietud, pero el movimiento sigue aferrado
a la fuga, destapando ese espacio ocupado en nuestra
memoria, con la finalidad de encontrar excusas y algún
que otro pretexto en ocasiones inventado.