Los viajeros del metro de Málaga crecen un 11% respecto al año anterior 

0

Metro de Málaga, sociedad concesionaria de la Junta de Andalucía, ha transportado durante el primer semestre del año a 3.480.805 viajeros, lo que equivale a un aumento del 10,84 por ciento de la demanda con respecto al mismo periodo del año anterior. Este dato representa, en términos absolutos, la captación de 340.404 nuevos pasajeros frente al periodo de enero a junio del año 2018.

Así, aunque la subida se ha producido tanto en el primer como en el segundo trimestre del año, ha sido más acusado a lo largo del segundo trimestre, –entre los meses de abril a junio– donde se superó ampliamente el 1,7 millones de pasajeros, cifra que supone un aumento de 184.609 viajeros en comparación con los datos obtenidos esos mismos meses en el año 2018, según ha informado la Junta a través de un comunicado.

Este nuevo incremento en los datos de demanda del ferrocarril metropolitano adscrito a la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía deja de manifiesto “la confianza” de los usuarios con el metro desde que iniciara su explotación comercial, el 30 de julio de 2014. Desde la inauguración del servicio de las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador de El Perchel-María Zambrano el aumento de viajeros ha sido paulatino, pero especialmente en días laborables.

MESES

Por meses, se observa que el que ha registrado mayor demanda fue mayo, con 629.802 viajeros, seguido de abril y de marzo, con 610.613 y 601.701 viajeros, respectivamente. Por el contrario, febrero fue el mes que registró una menor demanda de viajeros, aunque consiguió casi 50.000 usuarios más con respecto a febrero del pasado ejercicio.

Atendiendo al comportamiento de la demanda por tipo de días, las jornadas laborables son los que registran un mayor número de usuarios, con una media de 23.318 viajeros/día, seguida de los sábados, con más de 13.474 pasajeros, y los domingos y festivos, con una media de 8.199 pasajeros.

Las líneas 1 y 2 del metro de Málaga hasta El Perchel-María Zambrano, que constituye la red en servicio comercial desde julio de 2014, constan de 12 kilómetros de trazado y 17 paradas y estaciones. Actualmente, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ejecuta las obras de los tramos Renfe-Guadalmedina y Guadalmedina-Atarazanas, que atraviesan el centro histórico de la capital, y que incluye otras dos estaciones adicionales.