Manifestantes irrumpen en el Parlamento de Hong Kong exhibiendo la bandera colonial británica

Participan en las protestas de este lunes, que marcan el 22.º aniversario de la devolución de esta excolonia británica a China.

0
Tyrone Siu / Reuters

Centenares de manifestantes han entrado este lunes en la sede del Consejo Legislativo de Hong Kong, donde escribieron eslóganes antigubernamentales en las paredes y pintaron con espray el escudo del territorio, informaReuters.

En respuesta, las autoridades de Hong Kong han emitido la alerta roja para el edificio del Consejo Legislativo y han anunciado el cierre de las oficinas gubernamentales este martes.

Tyrone Siu / Reuters

Según South China Morning Post, la Policía promete“aplicar la fuerza adecuada en caso de obstrucción o resistencia”.

Stringer / Reuters

Por su parte, un comunicado de la Unión Europea llama a ambas partes a la moderación.

El texto indica que los hechos estuvieron protagonizados por “un pequeño número de personas” que “no representan a la gran mayoría de los manifestantes”, y pide evitar respuestas que puedan intensificar la confrontación; asimismo, también emplaza a iniciar un diálogo para “encontrar una salida”.

Tyrone Siu / Reuters

Cerca de las 11 de la noche de la hora local, los manifestantes se han dividido entre los que defendían abandonar la sede el Consejo Legislativo y los partidarios de continuar con la acción. A pesar de que un gran número de ellos salió del edificio, “un pequeño grupo” se quedó dentro esperando la respuesta oficial de las autoridades, indica South China Morning Post.

Tyrone Siu / Reuters

La acción estuvo precedida por una multitudinaria protesta en la que participaron cerca de 550.000 personas, según los organizadores.

Tyrone Siu / Reuters

Hong Kong ha resultado parcialmente paralizado después de que los manifestantes ocuparan varias calles y las cortaran con barreras metálicas. Los manifestantes también intentaron asaltar el edificio del Consejo Legislativo del territorio. Algunos de ellos fueron detenidos por agentes armados con porras.

Tyrone Siu / Reuters

En las últimas tres semanas, más de un millón de personas participaron en manifestaciones para oponerse a la presidenta ejecutiva de Hong Kong respaldada por Pekín, Carrie Lam, y su decisión de aprobar el polémico proyecto de ley que permitiría la extradición de sospechosos desde el territorio autónomo a China continental para ser juzgados. Además, los manifestantes exigen la liberación de activistas detenidos y disculpas por la brutalidad policial.

Tyrone Siu / Reuters