Talleres de formación a trabajadores sanitarios para actuar ante comportamientos violentos de usuarios

0

El Área Sanitaria Norte de Málaga, junto a la Policía Nacional y la Guardia Civil, y bajo la coordinación de la Delegación Territorial de la Consejería de Salud y Familias de Málaga, ha organizado dos talleres, pioneros en este enfoque y abordaje, para prevenir y atender las agresiones en los profesionales sanitarios.

El objetivo ha sido dotar al profesional sanitario de herramientas y habilidades para prevenir en su entorno de trabajo dichas agresiones, han explicado desde la Junta a través de un comunicado.

Los contenidos y metodología de este curso se han basado en la detección de necesidades formativas en profesionales del Área Sanitaria Norte de Málaga en esta área, en concreto sobre la prevención de un fenómeno creciente en prevalencia en nuestro entorno como son las agresiones a profesionales sanitarios.

El formato elegido ha sido en modo de taller, favoreciendo la participación de los asistentes, en el que se han combinado las explicaciones orales con el análisis y resolución de casos reales.

Los ponentes de la Policía Nacional han sido el Jefe de la Unidad Territorial de Seguridad Privada de la Comisaria Provincial de Policía de Málaga, Antonio Francisco; interlocutora policial territorial sanitaria y responsable de la Unidad Territorial de Seguridad Privada, Isabel Espejo; el comisario de la Policía Nacional de Antequera, José Cano, y el jefe de Seguridad Ciudadana en dicha Comisaria, Francisco Graciano.

Además han participado el jefe de la compañía de la Guardia Civil de Antequera, José Manuel Guerrero, y el experto en formación a mujeres víctimas violencia género, Alfonso Lobato.

Por parte del Área Sanitaria los participantes han sido los miembros de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales Andrés Selva y Francisco Cantizani, y el subdirector médico Andrés Fontalba. El curso ha sido presentado por el secretario del Consejo de Coordinación Provincial de Salud, Gonzalo Aranda.

Así, partiendo de la definición y magnitud de las agresiones a profesionales en el Sistema Nacional de Salud y Andalucía se han identificado los factores de riesgo que pueden producir en una posible agresión. Ante esta situación, es posible aplicar medidas preventivas apropiadas, eliminando o reduciendo el riesgo de agresión.

Por todo ello, en los talleres se ha trabajado sobre habilidades de comunicación para su utilización en estas situaciones de riesgo. A pesar de tratarse de un problema aún infranotificado en muchas ocasiones, ya que los profesionales sanitarios minimizan los episodios de violencia, en el año 2018 se han contabilizado un total de 1.234 agresiones en la provincia de Málaga.

Actuaciones como la propuesta actual pretenden invertir esa tendencia, al focalizar los esfuerzos y recursos a la protección y formación en prevención de agresiones a los grupos de profesionales de mayor riesgo.