El PSOE gobernará en Torremolinos gracias al apoyo de Adelante, Por Mi Pueblo y la exedil de Vox

0

El PSOE gobernará de nuevo en Torremolinos gracias al apoyo de Adelante, formación que agrupa a Podemos e IU, Por Mi Pueblo y la edil del grupo de no adscritos Lucía Cuín, antigua número dos en la candidatura de Vox al Ayuntamiento del municipio que se dio de baja del partido después de participar en el despliegue de la bandera LGTBI en el Día del Orgullo Gay de la localidad.

De esta manera, el alcalde de Torremolinos, José Ortiz (PSOE), ha sido investido regidor este sábado y se ha impuesto con 13 votos a la candidata del PP a la Alcaldía del municipio, Margarita del Cid, que ha conseguido 12 con la ayuda de Ciudadanos y Vox.

El Pleno de constitución del Ayuntamiento ha comenzado con la formación de la mesa de edad, en la que ha participado Cuín, y se ha visto interrumpido en varias ocasiones por los gritos de algunos asistentes, llegando a verse pancartas verdes con escritos de “tránsfuga” y “traidora” dirigidas a la exedil de Vox.

La sesión ha continuado con el juramento o promesa de los concejales de las distintas formaciones políticas que obtuvieron representación en las elecciones del pasado 26 de mayo.

Finalmente, Ortiz ha jurado su cargo como alcalde, tal y como ocurriera hace cuatro años, cuando consiguió 15 votos frente a los diez obtenidos por el regidor hasta ese momento, el ‘popular’ Pedro Fernández Montes, que estuvo durante 20 años al frente del Ayuntamiento de la localidad. En 2015 el PSOE contó con el apoyo de Cs, Costa del Sol Sí Puede e IU.

En las elecciones del 26 de mayo de 2019 el PP fue el partido más votado en el municipio con nueve concejales –uno menos que en las anteriores–; seguido del PSOE con ocho ediles –uno más que en 2015– y Adelante –confluencia de IU y Podemos– con tres.

Cs pasó de cuatro en 2015 a dos en estos comicios y obtuvo también representación con un edil la formación Por mi Pueblo, impulsada en la localidad por el exalcalde ‘popular’ Pedro Fernández Montes, así como entró Vox con dos concejales, que luego llegaría a ser solo uno tras el paso de Cuín al grupo de no adscritos.

Ortiz ha recordado tras jurar el cargo que “Torremolinos ha crecido en democracia” durante los cuatro años de gobierno socialista, con acuerdos y diálogo entre partidos políticos y asociaciones de la ciudad.

El regidor ha señalado que existen “nuevos desafíos y retos pero también oportunidades y esperanzas” y ha hecho un llamamiento para “demostrar desde la política municipal que podemos tener el mayor nivel de consenso, y resolver los problemas y demandas de los ciudadanos”.

Asimismo, ha asegurado que su mirada está proyectada a un Torremolinos que crece urbanísticamente pero también de “cohesión social”, de generar riqueza y “hacer un mejor uso de ella, repartiéndola con equidad”.

Para ello ha indicado que van a tener presentes a los empresarios, los comerciantes, funcionarios y demás ciudadanos, a los que ha pedido “colaboración y análisis crítico constructivo”. “Creemos en un proyecto común sin elusiones, gobernar para los que nos votaron y los que no, desde la moderación, que busque soluciones a los problemas”, ha añadido.

Además de la urbanización y la gestión de la riqueza también ha indicado que pondrán en marcha la regeneración de calles, plazas y servicios públicos, planes de creación de empleo con fondos propios para parados con dificultades para acceder al mercado laboral.

También ha recordado el impulso a las instalaciones deportivas de la ciudad y la necesidad de más espacios verdes, en el que será relevante el programa europeo Edusi, así como la importancia de la cultura en la localidad.

Por último ha avanzado que impulsarán ayudas para que los jóvenes puedan independizarse y espacios de ocio comunes, así como la mejora del destino turístico, con “diálogo permante con el sector” y la necesidad de una ciudad segura, para lo que planean incrementar la plantilla policial y cámaras y una nueva comisaría en el centro.

Asimismo ha abogado por “plantear un modelo de mayor participación ciudadana en las instituciones” y se ha comprometido a alcanzar acuerdos mayoritarios en los plenos del Ayuntamiento.

JUSTIFICACIÓN DE LOS VOTOS

Antes de la votación para elegir al nuevo alcalde de Torremolinos han hablado los portavoces de los partidos para explicar los motivos de optar por un candidato u otro.

La primera en intervenir ha sido la concejala Avelina González de Por Mi Pueblo, que ha resaltado que su formación es “municipalista”, por lo que pactarán con “aquello que sea bueno para Torremolinos, sin color ni ideologías”.

En este sentido ha explicado que el PSOE “ha hecho cosas mal” durante los últimos cuatro años al frente del Ayuntamiento, pero “la oposición con diez concejales no ha hecho absolutamente nada”, así como ha considerado que Del Cid “no reúne los requisitos de honestidad porque lleva una mochila demasiado pesada, más propia de una político corrupta que de una futura alcaldesa”.

Por su parte, Antonio Sevilla, de Vox, ha querido que “no se entienda que es un cheque en blanco” el apoyo de su partido a la candidata ‘popular’, ya que van a exigir “compromiso y honestidad” para dejar atrás “obras faraónicas” y dar paso a la gestión y el control del gasto. “No vamos a consentir grandes sueldos ni de políticos ni de cargos de confianza”, ha asegurado.

En cuanto a Ciudadanos, Nicolás de Miguel ha precisado que el acuerdo alcanzado con Del Cid “se impregna de los valores fundamentales de las personas” y da la “mayor estabilidad posible” al municipio. “Desde el odio, la venganza no se crea nada”, ha indicado, al tiempo que ha resaltado que Cs “es un proyecto lo suficientemente abierto y flexible que ayuda a acuerdos para toda la ciudadanía”.

Por parte de Adelante Torremolinos, David Tejeiro (IU) ha resaltado que “ni por activa ni por pasiva” iban a facilitar “que otra vez gobierne la derecha y la ultraderecha” en el municipio, ya que consideran que se trata de “una cuestión de pura higiene democrática”, ya que Del Cid “ha sido concejala durante 20 años, una de las máximas responsables de los equipos que llegaron a Torremolinos a la ruina”.

El número uno de Adelante, José Piña (Podemos), ha detallado que alcanzaron un acuerdo programático con el PSOE que plantea planes de empleo, atención a los barrios, mejora del transporte público y el servicio de limpieza, así como recurerar las instalaciones de Parque Animal.

El PSOE, a través de Maribel Tocón, ha resaltado la “honradez, vocación de servicio público y nobleza, anteponiendo siempre el interés general” de Ortiz, que “ha conducido ciudad como alcalde con absoluta lealtad al pueblo”, ha añadido. Asimismo ha remarcado que han sido avalados por la gestión y que solo Ortiz “es capaz de aglutinar a las distintas facciones políticas, porque lo ha demostrado”.

Por último, Marta Mercedes ha defendido que el objetivo del PP “siempre ha sido cubrir las necesidades de los vecinos”, por lo que no pueden olvidar sus quejas y sugerencias. “En estos momentos hay una triste mirada de decepción por las cosas que no han hecho bien; el equipo de gobierno no ha sabido tener altas miras en la gestión municipal”, ha resaltado.