Los trabajadores de Sea Life Benalmádena dan ejemplo con una batida de limpieza en la playa

0

 

  • En la Semana Mundial por el Medio Ambiente
  • Una acción que se ha llevado a cabo en todos los Sea Life del mundo 
  • El Acuario de la Costa del Sol realiza multitud de campañas de concienciación y divulgación contra el uso y vertido de plásticos a mares y océanos

SEA Life Benalmádena quiere seguir dando ejemplo en su afán por conservar mares y océanos como elementos fundamentales para el futuro del planeta. Para ello, en la Semana Mundial del Medio Ambiente, ha organizado una batida de limpieza con sus trabajadores y sus familias en playa Malapesquera. Esta acción se engloba en una campaña mundial que están llevando a cabo los trabajadores de todos los centros SEA LIFE a nivel mundial.

El acuario de la Costa del Sol siempre integra en su programación medioambiental actividades de concienciación y divulgación con el objetivo de finalizar con los vertidos de plásticos a nuestras aguas.

“Desgraciadamente se continúa lanzando numerosos desperdicios al mar que afectan muy seriamente a nuestra fauna y flora marina. Debemos reducir el consumo de desechables y envases de plásticos urgentemente, los que ya tenemos debemos reutilizarlos y reciclarlos, o simplemente depositarlos en los contenedores habilitados, son algunas de las sencillas costumbres que pueden revertir esta situación”, ha señalado la directora de marketing del acuario, María Morondo.

En este sentido, Sea Life Benalmdena, también predica con el ejemplo y, como gran objetivo para este 2019, ha eliminado de sus instalaciones las pajitas, el empaquetado de plástico en tienda y otros elementos para fomentar la reducción del uso de este material, tan perjudicial para el medio ambiente, entre el personal y los visitantes.

Reducir el uso del plástico en nuestras vidas contribuirá a mejorar los objetivos para reducir la contaminación, y potenciar acciones sostenibles y saludables para el futuro de nuestro planeta. Un planeta para las próximas generaciones, para que éstas puedan disfrutar de una vida lo más saludable posible. Lograr esa vida saludable también crea actitudes proactivas con el medio ambiente. De ahí que Sea Life también incluya entre su personal pequeñas acciones como no utilizar botellas de plástico, descartar el uso de pajitas o reducir el uso del papel en las tareas administrativas, para tener presente siempre esos hábitos saludables.

“Pensamos que con estas actividades, además de fomentar una mayor cohesión interna del personal, contribuimos a impulsar estos hábitos dando ejemplo a nuestros visitantes. Una vida más saludable, también llevará una mayor conciencia sobre el planeta en que vivimos y queremos dejar a las próximas generaciones, fomentando que, como con esta limpieza hemos hecho, se reduzca el consumo, uso y vertido de plásticos a nuestros mares”, señala la directora de marketing de Sea Life, María Morondo.

SITUACIÓN MUNDIAL  

Según los estudios de diversas fundaciones, en 2050 habrá en el océano más toneladas de plástico que de peces. Cada año entran al mar unos ocho millones de toneladas de plástico.  

Las investigaciones se han multiplicado en todo el mundo en los últimos seis años. La alerta ha llegado a los ciudadanos, a los empresas y a algunos gobiernos. Mientras, el mar va dejando pruebas en la playa: el enemigo son trocitos de colores como granos de arroz. Esos microplásticos eran antes botellas, tapones, redes, y se han ido fragmentando hasta hacerse tan pequeños que son muy difíciles de eliminar y fáciles de tragar y ser confundidos con plancton, alimento esencial de muchas especies.