Málaga Ahora propone alojamientos transitorios de emergencia para afectadas por la violencia machista

0
  • MálagaDe la Torre ha desmantelado el negociado contra la violencia machista y no cubre las siete bajas actuales del área de igualdad.

  • Málaga Ahora propone alojamientos transitorios de emergencia para afectadas por la violencia machista, formación remunerada y ayudas para la autonomía económica, además de rescatar el negociado y aumentar la dotación de toda el área.

 «De la Torre ha dejado el Negociado contra la violencia de género al 50% de como se lo encontró al inicio de mandato. No bastan minutos de silencio ni una bandera morada una vez al año en la puerta del Ayuntamiento si recortamos todos los recursos». Rosa Galindo, candidata a la alcaldía de Málaga Ahora, ha recordado que «ciudades casi tres veces menores que Málaga, como es el caso de Pamplona, cuentan con más recursos para órganos similares. Aquí ni siquiera se han cubierto las siete bajas actuales del área de igualdad».

Precisamente, una de las primeras negociaciones que abordó Galindo como diputada provincial de Málaga Ahora fue arrancar al gobierno del PP «un aumento del 70% en igualdad que hasta ese momento nadie había conseguido». Igualmente, el año pasado Málaga Ahora logró una partida municipal de 150.000 euros para formación de supervivientes de la violencia machista y la puesta en marcha de varias campañas: «Son solo de ejemplos que se consideraban impensables y Málaga Ahora los ha conseguido desde la oposición y con gobiernos del PP». Galindo ha prometido «toda una batería de medidas, convenientemente dotadas de presupuestos».

Con Galindo han estado Ysabel Torralbo, portavoz actual de Málaga Ahora en el Ayuntamiento, y la número 4 de la lista, la activista feminista Mar González, que ha desgranado algunas de esas medidas, «porque no podemos animar a las mujeres afectadas por la violencia machista a denunciar si luego las abandonamos».

Entre esas medidas ha destacado «varias encaminadas a la autonomía económica de las mujeres», como formaciones remuneradas, rentas complementarias y alojamientos transitorios de emergencia, «una medida a la que se comprometió De la Torre y no termina de materializar».

Al mismo tiempo, el programa de Málaga Ahora contempla la reserva de cupos de mujeres afectadas por la violencia machista en las contrataciones públicas o su consideración como colectivo privilegiado en el acceso a viviendas protegidas.