La Portavoz de Malagueños por su Semana Santa califica de desastre el Domingo de Ramos

0

Hablamos con Carmen Rosado Portavoz del Colectivo Malagueños por su semana santa, que agrupa a miles de malagueños por su Semana Santa. Ella comenta el descontento general que ayer le transmitieron muchísimos malagueños abonados de toda la vida por las nuevas ubicaciones en el recorrido procesional, el poco espacio en las sillas para sentarse cómodamente, los problemas de las tribunas. Su propia experiencia de las dificultades para poder encontrar su nueva ubicación fueron muchas, ya que no encontró a nadie que le supiera indicar su sitio.

Se sienten indignados y estafados por el precio pagado por las sillas y las tribunas, ya que el señor Pablo Atencia, presidente de la agrupación de Cofradías,  les había prometido en varias reuniones previas, sillas nuevas y cómodas, cosa que como se puede observar no fue así. “El señor Atencia con la complicidad del Ayuntamiento de Málaga, es el responsable que nos ha engañado a todos los malagueños”

Desde el colectivo en boca de su presidenta exponemos los argumentos comentados: “Exigimos su dimisión, créanme,  la realidad supera todo lo que nosotros habíamos imaginado, claro que el presidente de la Agrupación de Cofradías lo ve todo desde su palco presidencial maravilloso, pero usted no ha cumplido con su palabra, usted al que se le llena la boca con las ansias de contentar al abonado de toda una vida, lo único que ha conseguido es defraudarlo, mentirle…..pero dígame ¿donde están las sillas separadas por esos cinco centímetros que usted prometió?  ¿cómo es posible que mientras pasaban las primeras procesiones, había zonas sin numerar todavía y los abonados no sabían donde sentarse? La repuesta de los acomodadores genial “Siéntese donde usted pueda porque nosotros no tenemos ni idea”.

Y continúa con su explicación de la situación: “Usted señor Atencia dijo que habría un sitio destinado para los carritos de los niños … ¿dónde está?, otra mentira y otro engaño mas, ¿cómo se atreve usted a decir que estamos más seguros cuando en la Alameda, el público está encerrado por las obras y no hay manera de sentarse, ni de entrar o salir.  A tal punto llegó la situación que nuestro Alcalde  Francisco de la Torre, se tuvo que personar en la Alameda para comprobar la situación de primera mano y llamó delante nuestra a Urbanismo y a usted, pero claro usted no apareció señor Atencia porque va de sobrado y se puede manchar los zapatos de hormigón, cemento y escombros y para eso ya estamos los abonados de toda la vida que hemos pagado unos precios por los cuales nos sentimos estafados”.