Banderas valora positivamente el nuevo recorrido de la Semana Santa 

0

El actor malagueño Antonio Banderas ha admitido que el nuevo recorrido oficial de la Semana Santa de Málaga ha sido un “cambio muy rotundo” pero ha incidido en que, a su juicio, en líneas generales, la ciudad “va progresando, se va convirtiendo en una más importante”, y, por tanto, la Semana de Pasión “no podía oler a naftalina; todo lo que huele a naftalina es mal asunto”, abogando por “renovarla y reflejarnos en otros espejos y ver otros rincones”.

“Creo que poco a poco se va a ir asentando esta forma de hacerlo”, ha valorado Antonio Banderas, felicitando al presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, que “ha tenido mucho valor para plantarse y dar este paso hacia adelante”.

Banderas, que como presidente de la Fundación Lágrimas y Favores ha asistido en Málaga a la presentación de actividades de la Universidad de Málaga y de la citada fundación, ha sido cuestionado por el nuevo recorrido oficial de la Semana Santa y ha asegurado que para Lágrimas y Favores –que procesionó este domingo– “fue magnífico”, incidiendo, de igual modo, en que todo lo que tiene que ver con el tema procesional “resultó brillante”.

Ha admitido, no obstante, que habrá gente “que va a protestar, lógicamente”, por el nuevo recorrido, ya que el cambio “es muy rotundo, y la gente no acepta un cambio así como así”. “Habrá cosas que limar, probablemente, tendrán reuniones dentro del propio seno de la Agrupación de Cofradías e irán poco a poco limando aquellas cosas que no hayan salido bien este año”, ha opinado.

En este sentido, ha destacado que, como este cambio, su cofradía de Fusionadas tuvo la oportunidad de entrar en la Catedral de Málaga, que era “una ambición de la cofradía desde hacía tiempo”, ya que María Santísima de Lágrimas y Favores, “no lo había hecho nunca”; y también verla procesionar en horas nocturnas, que “estaba en la cabeza de muchos cofrades” de la misma.

No obstante, ha asegurado que fue “durito” porque el recorrido se alargó aproximadamente en dos horas, aludiendo también “a la personalidad que tenemos nosotros en la calle, que no bajamos a la virgen en mitad de las marchas, se coreografían todas pero tenemos un núcleo de hombres que es muy difícil de encontrar debajo del trono”.

Para Banderas, “es difícil de describir lo que estos hombres hicieron ayer, el sacrificio que ofrecieron a la cofradía”. “El trono llegó impecable, como si hubiera acabado de salir y fue todo muy bonito”, ha concluido.