Juguetería Panpina presenta juguetes de madera ecológica que fomentan la creatividad

0

Como ya os adelantamos en el anterior artículo, desde Juguetería Panpina vamosa ir presentando las diferentes marcas en las que confiamos.  La primera de ellas es Plan Toys, una marca perteneciente al sello Toc Toys.

Plan Toys lleva más de 30 años promoviendo la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente así como la igual social a través de la creación de juguetes de madera. Plan Toys es conocida como la primera empresa fabricante de juguetes de madera sin aditivos químicos y no solo eso, sino que es líder en la creación de procesos y uso de nuevos materiales que den como resultado residuo cero.

La filosofía de esta marca es cultivar mentes creativas y acercar la naturaleza a los niños. La intención es que crezcan valorando la naturaleza y sus recursos, aprendiendo que son  finitos y que hay que preservarlos para las futuras generaciones haciendo del mundo un lugar mejor.

A continuación os dejamos algunos ejemplos de juguetes clasificados por etapas.

Etapa de 0 a 6 meses:

Durante los primeros seis meses, los bebés crecen y desarrollan sus habilidades muy rápidamente. Obviamente, los padres pueden observar cuándo los bebés desarrollan su desarrollo físico, especialmente sus habilidades motoras finas. Esto sucede cuando intentan agarrar o sostener objetos. Aprenden a controlar los músculos. Además, entienden la estimulación sensorial y expresan sus necesidades tanto físicas como emocionales a los padres.

 

Etapa de 6 a 12 meses:

Entre el sexto y el duodécimo mes, se les conoce como pequeños exploradores que siempre son curiosos. Están motivados para explorar el mundo arrastrándose y agarrando objetos a su alcance. El entorno es muy atractivo para ellos, ya que están ansiosos por encontrar un nuevo descubrimiento. Les encanta hacer sonidos mientras están sentados en el suelo. Chupar y morder los juguetes también son sus pasatiempos favoritos desde que se viene el primer diente. Pronto podrán morder y masticar alimentos blandos.

Etapa de 12  a 18 meses:

Entre las edades de uno y dos, es obvio que los padres vean crecer su desarrollo físico. Se produce un gran cambio en los pequeños, ya que su peque está comenzando a abandonar la etapa de la infancia y se convierte en un niño pequeño. Han adquirido muchas habilidades nuevas y tienen un alto nivel de energía. Pueden moverse más rápido cada día y requieren menos apoyo de los papis para caminar y descubrir la independencia al tiempo que reconocen su necesidad de seguridad. También les encanta la imitación ya sean sonidos o acciones. Descubrir los alrededores sigue siendo su pasatiempo favorito. Están ansiosos por aprender más sobre sus actividades rutinarias diarias, por ejemplo, quitarse la ropa y los calcetines.

Etapa de 18 a 24 meses:

A esta edad, los niños y niñas harán una mejora significativa no solo en lo físico sino también en lo intelectual y lo emocional. Comienzan a caminar, correr y escalar con mejores habilidades, ¡y esto es cuando surge un nuevo sentido de independencia! A medida que los peques continúan explorando el mundo, puedes verlos observar e imitar a otros. Probablemente prefieren jugar solos a jugar en grupos. Sin embargo, la socialización es importante para que los niños aprendan su desarrollo social y emocional; por lo tanto, presentarles a nuevos amigos es una buena idea.

Etapa de 2 a 3 años:

En esta etapa, no son ni bebés ni niños. Conocido familiarmente como “los terribles dos años”, esta etapa intermedia puede ser frustrante para los padres. Es posible que algunos niños no sigan sus instrucciones, pero aún dependen de ti para recibir amor y aprobación. Las emociones son difíciles de controlar para los niños pequeños: pueden ser temperamentales. Sus estados de ánimo pueden cambiar en un corto período de tiempo. La mejor manera de lidiar con ellos es permitirles aventurarse cuando sea apropiado, pero proporcionar pautas consistentes para comportamientos aceptables. Pronto entenderán las diferencias entre lo bueno y lo malo o lo correcto y lo incorrecto.


A partir de 3 años:

Entre las edades de tres a cinco años, parece que su desarrollo está creciendo rápidamente en muchas direcciones. Tus hijos son curiosos, enérgicos y sociables. Han recorrido un largo camino en su viaje hacia la independencia. Es hora de que se unan a la escuela infantil, y es posible que ya hayan asistido a un grupo de juegos o preescolar. El hogar sigue siendo su lugar más seguro después de experimentar nuevas aventuras.