Hacer un Erasmus es una de las mejores experiencias que puedes vivir como estudiante. Conocer un país extranjero, aprender la lengua, hacer amigos de otras culturas, ver otra manera de enfocar los estudios… son solo algunas de las ventajas. Por eso cada año miles de estudiantes deciden hacer las maletas y tomar un avión para saber lo que se cuece en uno de los países de Europa.

Es posible que todavía no hayas elegido la ciudad en la que vivirás. En ese caso tal vez quieras saber cuáles son los mejores destinos. Para ello puede ser de gran ayuda la guía de los mejores destinos Erasmus elaborada por por el comparador de viajes Liligo.

Francia, un vecino atrayente

Tal vez sea la cercanía cultural, pero sin duda también tiene que ver el patrimonio arquitectónico, la oferta cultural y que posee universidades tan prestigiosas como la Sorbonne. El hecho es que este país es uno de los lugares más elegidos entre los españoles. Un motivo puede ser que, en España, se estudia la lengua francesa durante el bachillerato e ir de Erasmus es una buena manera de perfeccionarla.

La verdad es que la vida estudiantil en el país galo está muy organizada, con residencias de estudiantes muy económicas. Por otro lado, el sistema de enseñanza es parecido al español ―a diferencia del de Reino Unido en donde toman más peso las tutorías―, por lo que se convierte en un buen destino para cursar las asignaturas de libre elección de la carrera. Hay muchas ciudades que ofertan plazas para estudiantes, pero tal vez París sea el lugar más preciado por su barrio latino, su tour Eiffel y una universidad de renombre.

Italia, la similitud cultural

Ya lo dicen un proverbio italiano: “españoles-italianos, la misma raza”. Muchos españoles escogen cada año este destino porque se sienten atraídos por la cultura italiana, la belleza arquitectónica de sus ciudades y el carácter de su pueblo.

Italia es una buena elección porque se aprende la lengua fácilmente. En general, al cabo de tres meses ya se comprende todo y cuando se ha acabado el año de Erasmus ya se ha alcanzado un nivel alto del idioma, por lo que en un año podemos marcharnos con una nueva lengua en la mochila.

La experiencia en la universidad también resulta interesante. Italia posee universidades de renombre como La Sapienza en Roma, muy solicitada entre los estudiantes. Los exámenes, en muchos casos, son orales, por lo que permite a los estudiantes enfrentarse a otra forma de estudiar.

Portugal, un país cercano pero desconocido

Desde hace algunos años, es el destino más elegido por los españoles. ¡Por algo será! Portugal incluye ciudades hermosas como Porto y llenas de vida como Lisboa. Los precios son más económicos y las universidades gozan de prestigio, por lo que sin lugar a dudas muchos estudiantes han visto un filón en este país.

Además alcanzar un nivel de comprensión de la lengua resulta fácil debido a la similitud con el español. Por lo que se ha convertido en un destino cada vez más codiciado. El sistema de estudios se asemeja mucho al español, de manera que no hay problemas a la hora de integrarse.

La República Checa, un patrimonio excelente

Después de Francia, Italia y Portugal, el destino más escogido es el de la República Checa. La razón es el patrimonio que goza de una gran celebridad, pero también el renombre de sus universidades.

No hay duda de que los estudiantes que escogen este país se enfrentan al reto de la lengua. La gran mayoría optan por mejorar su inglés, aunque hay quien decide aprender unas nociones de checo, aprovechando su estancia en el país. Se trata de una oportunidad para sumergirse en otra cultura diferente a la nuestra. Una experiencia que no olvidarás.

Alemania, un país acogedor

Durante muchos años, fue uno de los países más demandados por los estudiantes, hoy le pasan por delante Italia o Portugal. La ciudad más escogida por los estudiantes suele ser Berlín, seguramente debido a su historia y también porque es conocida por ser un lugar lleno de vida, multicultural, y  que no descansa ni de día ni de noche.

Hay varias universidades de prestigio en este país. Muchas personas escogen Alemania para perfeccionar la lengua. Se ofertan muchos cursos para recién llegados, por lo que si no hablas el alemán es posible que te vayas con un nivel decente.

El sistema de estudios es parecido al español, con exámenes escritos.

Países Bajos, conocido por su civismo

Los Países Bajos nos han sorprendido a lo largo de la historia por su apertura y su civismo. Razón por la cual es posible que los Erasmus se sientan atraídos por la cultura. Además, es un lugar ideal para practicar el inglés porque las personas lo hablan como si fuera su segunda lengua debido a que no hay versión original en las películas.